Darrell Issa. Foto: Mark Wilson/Getty Images)

(CNN) - El congresista estadounidense Darrell Issa encendió la polémica al afirmar este martes que los pobres de Estados Unidos están mejor que las personas menos favorecidas de otras partes del mundo.

El miembro más acaudalado del Congreso defendió esta posición en un artículo de opinión publicado en The Hill luego de enfrentar un torrente de críticas por decirle a Cristina Alesci de CNNMoney que los pobres de Estados Unidos son "la envidia del mundo".

"Si vas a la India o vas a cualquier país del Tercer Mundo, tienes dos problemas: existe una gran desigualdad de ingresos y riqueza. También tienes menos oportunidades para que las personas pasen de no tener nada a adquirir posesiones", le dijo a CNNMoney recientemente.

Según dijo, es necesario hacer referencia a la calidad de vida que tienen los estadounidenses pobres. La familia promedio pobre de Estados Unidos vive en un hogar con aire acondicionado, con tres televisores a color, televisión por satélite o cable, un reproductor de DVD, una consola de videojuegos y una computadora, así como un refrigerador, un horno, un microondas y una cafetera, escribió Issa al citar datos del Departamento de Energía de Estados Unidos. Casi el 75% tiene un auto o camión y más o menos un tercio tiene dos o más. Alrededor del 42% tiene casa propia.

Y esas casas son más grandes. El estadounidense pobre promedio vive en una casa de 130 metros cuadrados, según un informe de Heritage Foundation realizado en 2011. Eso es en comparación a la casa de 79 metros cuadrados que el europeo promedio (de cualquier nivel de ingresos) habita.

"Vemos que la pobreza en Estados Unidos no se parece en nada a las dramáticas imágenes de la falta de vivienda que visiblemente adornan casi todos los comentarios sobre la desigualdad de ingresos", escribió Issa, cuyo patrimonio neto de 448,4 millones de dólares proviene de un negocio de alarmas para autos que desarrolló.

Los pobres de Estados Unidos también han visto que sus posesiones mejoran de manera estable, escribió Issa. En 1970, solo el 36% de los estadounidenses tenían aire acondicionado. Hoy en día, el 80% de los residentes pobres lo tienen. El número de estadounidenses pobres que tenía una computadora aumentó a 50% en 2009, frente al 38% de 2005, según Heritage.

Pero no se trata solo de bienes materiales, dice. Lo que hace que Estados Unidos sea la "envidia" del mundo es la "capacidad única" de pasar de quienes no tienen nada a quienes adquieren posesiones.

Issa hace referencia al hecho de que el ingreso de los pobres luego de descontar los impuestos aumentó en casi un 20% entre 1979 y 2007, según un estudio de la Oficina de Presupuesto del Congreso. (Issa no menciona que quienes también son parte del 1% vieron un aumento del 275% en sus ingresos luego de descontar los impuestos en ese periodo de tiempo).

Los estadounidenses también experimentan muchos cambios en sus ingresos. El 75% de los asalariados con ingresos más altos un año son distintos a quienes se encuentran en ese rango una década después.

Lo que hace que Estados Unidos sea un país único es "una realización profundamente arraigada de que con arduo trabajo, cualquier persona puede convertirse en la próxima historia de éxito estadounidense", escribió.

Aun así, escribió Issa, él considera que a la nación le puede ir mejor en materia de la desigualdad de ingresos. "Pero no podemos esperar mejorar si no podemos considerar honestamente lo que ha funcionado y lo que no ha funcionado sin recurrir a destruir la credibilidad de una persona y caer en exageraciones deshonestas".

"Si vas a la India o vas a cualquier país del Tercer Mundo, tienes dos problemas: existe una gran desigualdad de ingresos y riqueza. También tienes menos oportunidades para que las personas pasen de no tener nada a adquirir posesiones"

Darrell Issa, congresista de los Estados Unidos