CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Cannes en primera fila

Cannes 2015: los ganadores y perdedores

Por Neil Curry

(CNN) — Estrellas que están de vuelta, los favoritos del festival, ovaciones de pie y abucheos incesantes: el Festival de Cannes ha dado un espectáculo dentro y fuera de la pantalla durante la asombrosa cantidad de 67 años.

El cineasta francés Jacques Audiard se llevó a casa la Palma de Oro por Dheepan, un drama criminal sobre un guerrero Tamil de Sri Lanka que huye hacia Francia.

El segundo lugar —el Gran Premio— se lo llevó Son of Saul, de Laszlo Nemes. Y el que se considera como el tercer premio del festival de cine, el Premio del Jurado, fue para Yorgos Lanthimos por The Lobster.

Estos fueron los ganadores de los principales premios, aunque no cuentan toda la historia del festival.

¿Cuáles son las historias de éxito de este año y quiénes se quedaron a la espera de un mejor final? Este es un repaso de los favoritos y de los fiascos:

Los ganadores:

‘Carol’

La película de Todd Haynes sobre dos mujeres estadounidenses que se enamoran durante los años cincuenta fue un gran éxito con los críticos y estableció el punto de referencia para el festival al principio del programa. Independientemente de su éxito en Cannes, los críticos aquí han estado hablando incansablemente acerca de varios Premios de la Academia en la entrega del Óscar del próximo año.

Cate Blanchett

La actriz australiana Cate Blanchett, quien rápidamente se está convirtiendo en la próxima Meryl Streep, está disfrutando de un período de éxito en su carrera. Muchos aquí esperan que se repita lo sucedido con Blue Jasmin, por la que ganó el Óscar, y se lleve otro premio por su interpretación en Carol. Más allá de la película, su participación en la conferencia de prensa de la película en Cannes reveló a una mujer segura y elocuente que supo evitar las preguntas sobre su vida personal y profesional con sabiduría y humor.

‘Mad Max’ e ‘Inside Out’

Dos de las películas mejor recibidas durante los quince días de Cannes ni siquiera estaban en la competencia. Mad Max le demostró a los Avengers que no necesitas de imágenes generadas por computadora (CGI, por sus siglas en inglés) y de una pantalla verde para crear una película de acción emocionante y sorprendente. Y Pete Docter de Pixar —cuya épica película animada Up que se llevó el Óscar inició el festival de Cannes de 2009— recibió incluso más elogios por Inside Out, una encantadora y divertida descripción de un capítulo difícil en la vida de una niña, según las emociones en su mente.

‘Rams’ vence a ‘Lamb’

El primer ingreso de Etiopía a la competencia vino por cortesía del director Yared Zeleke. Lamb era un interesante relato de un joven que buscaba formas emprendedoras para salvar a su amigo afelpado. Pero perdió contra Rams, del director islandés Grimur Hakonarson, quien se llevó el primer premio en la sección Un Certain Regard con un relato de dos hermanos mayores cuya disputa de 40 años queda suspendida renuentemente debido a una amenaza a sus granjas de ovejas.

Los perdedores:

Los abucheadores

Gus Van Sant ha sido un favorito de Cannes desde hace mucho tiempo; en 2003 se llevó la Palma de Oro por su película Elephant. Pero Cannes puede hacer o deshacer reputaciones y su más reciente película, Sea of Trees, fue rechazada categóricamente por los críticos aquí. La abuchearon en la presentación para la prensa y la pusieron por los suelos en las críticas subsiguientes. La película presenta a Matthew McConaughey y a Ken Watanabe hablando pomposamente sobre la vida en un bosque a donde las personas van a morir. Un comentarista particularmente mordaz sugirió que la película era la peor película que había sido presentada en la competencia principal.

La audiencia de Cannes es notoriamente franca, igualmente capaz de dar una ovación de pie de 15 minutos o salirse de la sala después de los primeros 15 minutos de una película. Ellos aplauden cuando se muestra el logo del festival antes de cada presentación. Y durante los créditos iniciales de Inside Out, abuchearon a Disney y aclamaron a Pixar. Un crítico particularmente ofendido se salió de una presentación y gritó «¡Al diablo contigo y con tu película lenta!»

Los negativistas ejercen una influencia desproporcionadamente grande, ya que un puñado de abucheadores en medio de una audiencia que se muestra bastante interesada hace que los críticos escriban las concluyentes palabras «opiniones variadas».

La multitud de los que se oponen a menudo recibe el nombre de «boo boys» (chicos que abuchean), pero ¿por qué «chicos»? Bueno, las voces de escarnio en la oscuridad siempre parecen ser masculinas.

El asunto de los tacones

Los medios de comunicación que estaban instalados en Cannes tuvieron la oportunidad de hablar sobre este escándalo. La historia fue dada a conocer por Screen Daily, el cual informó que a varias mujeres no se les había permitido el ingreso a la película Carol por llevar zapatos planos en lugar de tacones. El director de documentales Asif Kapadia (cuya película Amy acerca de la fallecida cantante Amy Winehouse fue un gran éxito en el festival) reveló que a su esposa también la habían cuestionado por su calzado, pero finalmente la dejaron entrar.

La historia se propagó como fuego arrasador en los medios tradicionales y en redes sociales, y muchos citaron la política de vestuario del festival y el hecho de que hubiera pocas directoras en la competencia como una evidencia de sexismo. «No es el caso», respondió el director del festival, Thierry Fremaux, quien explicó que se esperaba que las mujeres se pusieran un vestido de noche y que la vigilancia de la altura de los tacones era responsabilidad de un funcionario de seguridad demasiado diligente. Y si los medios querían señales de sexismo, él sugirió que empezaran por considerar los premios Óscar.

Emily Blunt dijo en una conferencia de prensa que ella preferiría recorrer la alfombra en zapatillas Converse… pero en el estreno de su película «Sicario» unas pocas horas después, enloqueció a los paparazzis en un largo y brillante vestido acompañado por un par de tacones altos y brillantes.

No se permiten varillas para selfies

Un creciente número de festivales, museos y atracciones turísticas están prohibiendo el uso varillas para selfies, y Cannes entró al debate desde el comienzo, cuando Fremaux anunció una campaña en contra de las selfies en la alfombra roja, al describir dicha práctica como «grotesca».

Pero sus palabras cayeron en oídos sordos cuando las estrellas ignoraron su consejo y no pudieron resistirse a la tentación de inmortalizar su momento sobre la famosa pasarela de Cannes. Tan solo en una noche, hubo más de 100 infractores.

No ser

Mientras muchos críticos prodigaron elogios para Michael Fassbender y Marion Cotillard por sus interpretaciones en Macbeth, el titular titán escocés farfulló las frases de Bard tanto que las personas de habla inglesa se quejaron de que tenían que leer los subtítulos en francés para entender lo que decía. Y Shakespeare se llevó un golpe en los créditos iniciales, al ser relegado al cuarto lugar detrás de los tres guionistas de la película.

¡Silencio!

Para cualquier persona a quien le han arruinado una película por el constante parloteo que proviene desde algún punto cercano en la oscuridad, quienes piden silencio podrían ser considerados héroes. Si te pierdes durante las películas, revisas tu teléfono móvil y tienes una buena charla respecto a lo que está ocurriendo en pantalla, Cannes no es el lugar para ti. Cualquier murmullo rápidamente es interrumpido por un decidido «¡Shhhhhh!» Un alma desafortunada tuvo la osadía de estornudar durante una película lenta y se encontró con un torrente inmediato de expresiones que pedían silencio.