La perra actualmente se encuentra en buena condición pero será transferida a una instalación de cuidado especial (WCIV TV).

(CNN) – Esto es algo de lo más horrible y doloroso que podría enfrentar cualquier animal y lleva a preguntar: ¿Quién pudo haber hecho esto?

Caitlyn fue encontrada con una cinta eléctrica negra alrededor de su hocico en North Charleston, Carolina del Sur. La cinta estaba tan apretada que su lengua estaba atorada entre sus dientes.

Cuando se le quitó la cinta, la perra comenzó a respirar profundamente alrededor del doble de lo normal.

"Este es el caso más malicioso de abuso animal que he visto en toda mi carrera", dijo el director de la Sociedad contra la Crueldad Animal de Charleston, Aldwin Roman.

La asociación ofreció una recompensa de 1.000 dólares por información que lleve al arresto de la persona que le hizo eso a Caitlyn.

El sospechoso podría enfrentar una pena de 5 años de prisión y una multa de 5.000 dólares.

“Una gran parte de su lengua debe de ser removida quirúrgicamente si parte muere por la falta de circulación de la sangre. La perra podría quedar severamente desfigurada, o si la parte muerta es demasiado grande podría enfrentar complicaciones que amenacen su vida”, dijo la veterinaria Lucy Fuller.

La perra fue llevada con la veterinaria el miércoles por la mañana luego de que alguien la encontró en la entrada de su casa. La perra era bien conocida y muy amigable en el vecindario de Chicora Cherokee y fue vista por última vez el lunes pasado, por lo que se cree que pasó al menos 48 horas con la cinta.

“Dejar a esta perra con dolor, sin poder comer ni dormir y dejarla en una posición donde su vida está en peligro y podría perder su lengua es algo muy angustiante”, dijo Roma.

La Sociedad contra la Crueldad Animal dijo que la perra actualmente se encuentra en buena condición pero que sería transferida a una instalación de cuidado especial este viernes.