(CNN) - Al menos 34 policías iraquíes murieron y 48 más resultaron heridos este lunes cuando un tanque de ISIS lleno de explosivos se dirigió hacia una base de la Policía Federal Iraquí al suroeste de Samarra, le dijeron dos funcionarios de seguridad a CNN.

Los oficiales de seguridad afirmaron que el tanque se aproximó a la base a una velocidad de 28 kilómetros por hora a las 3:00 a.m. hora local. Aunque le dispararon para detenerlo, el tanque continuó avanzando y una vez dentro explotó junto a una pila de municiones que también se encendieron con el estallido.