(Crédito: EZEQUIEL BECERRA/AFP/Getty Images)

(CNN Español) - El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, habló por primera vez del desfalco de unos 3.000 millones de dólares que se investiga en el Seguro Social.

El mandatario señaló que si el Partido Nacional —al que pertenece— tomó dinero proveniente de ese acto de corrupción, debe de regresarlo.

Hernández dijo que uno de sus vicepresidentes, Ricardo Álvarez, es la persona que debe tener conocimiento sobre si algunos cheques de la red de empresas que estafaron a esa institución acabaron en manos del partido para financiar la campaña electoral de cara a las elecciones de 2013.

“Hay una cantidad posiblemente llegue a tres millones de lempiras de esos cheques, una parte de esos cheques fue en la época en que Ricardo Álvarez era el presidente del partido. Yo no sé a este momento si él ya habrá rendido declaraciones o no, pero todo mundo tiene que rendir declaración, todo mundo tiene que dar su versión y después el juzgado tiene que emitir su resolución”, dijo el presidente

Tres millones de Lempiras equivalen a unos 138.000 dólares.

La justicia investiga a una red de empresas que habría recibido pagos por la venta de medicamentos que nunca llegaron al Seguro Social.

Por este caso se dictaron hasta el momento medidas privativas de libertad contra diez personas.

Álvarez, designado presidencial, dijo en su cuenta de Twitter que no recibió ingresos de ese dinero y que ya había declarado ante a la Fiscalía.

El presidente se desligó de estar implicado en la recepción de los cheques.

Hernández señaló además que, si su partido recibió dinero del seguro social, debe regresarlo a la institución.

Este miércoles la fiscalía llamó a declarar a once personas presuntamente implicadas en el desfalco.

Héctor Morales, fiscal de la unidad Investigativa del Ministerio Público, señaló que “que dichos requerimientos son el resultado de las investigaciones que ha hecho el Ministerio Público con otras organizaciones que nos han apoyado en la investigación”.

Esas acciones judiciales se dan en el marco de una investigación que realiza una comisión multipartidaria de diputados al Congreso Nacional sobre 13 casos de corrupción en los que estarían implicadas altas personalidades de la vida política y empresarial de Honduras.