Grúas flotantes rodean el barco hundido en las aguas del río Yangtze.

(CNN)– Equipos de rescate llevan a cabo una complicada operación de enderezamiento del crucero chino que se hundió en la noche del lunes en el río Yangtze, después de que se esfumaran las esperanzas de encontrar sobrevivientes entre los cientos de atrapados dentro del buque.

La televisión estatal mostró el maltrecho crucero Eastern Star todavía parcialmente sumergido y rodeado de grúas flotantes en las turbias aguas del río Yangtze.

Hasta el momento, los buzos han recuperado 103 cuerpos. Al menos 456 pasajeros más la tripulación estaban a bordo del buque cuando volcó, en medio de una poderosa tormenta. Solo 14 personas sobrevivieron.

El jueves por la noche, los rescatistas abandonaron la búsqueda de sobrevivientes, por lo que los equipos se preparan para drenar el agua del barco

Los equipos se preparan para drenar el agua en el barco y ponerlo a flote, dijo Xu Chengguang, portavoz del Ministerio de Transporte.

Cerca de 150 barcos están en la zona de búsqueda y rescate cerca del lugar donde se hundió el Eastern Star. Las autoridades dijeron que iban a buscar en cada cabina, informó la agencia oficial de noticias Xinhua.

Preguntas sobre la causa del desastre

Aún quedan muchas preguntas acerca de lo que pasó con el Eastern Star en la noche del lunes.

Las autoridades mantienen al capitán y al jefe de máquinas bajo custodia, pero han revelado poco sobre su declaración, aparte de que un tornado golpeó la nave.

No está claro por qué el barco fue el único tan gravemente afectado por la tormenta en un canal con mucho tráfico.

Información de satélite de un sitio web dirigido por el Ministerio de Transporte chino muestra como el crucero cambió repentinamente de dirección en cuestión de minutos, antes del momento en que las autoridades reportan su hundimiento.

Pero la causa de este cambio de dirección no está clara. Una posibilidad es que se produjera después de que la nave quedó inutilizada y a la deriva por la tormenta.

Altos funcionarios gubernamentales han exigido una investigación sobre la causa del desastre.

Madison Park, Kevin Wang y los traductores Wayne Chang contribuyeron con este reporte