(Crédito: Getty Images)

(CNN Español) - Como uno no debe vivir a merced de los prejuicios, me gustaría tener entre los amigos, un cura, un congresista, un policía, una celebrity y hasta un banquero. Y eso pese a lo que ha publicado el diario The Wall Street Journal: un correo electrónico de un analista de Barclays, en el que, a su modo, le da la bienvenida a los becarios de la firma y les “orienta” sobre lo que deben hacer durante el programa de formación de nueve semanas.

Por ejemplo, los becarios deberán estar preparados para dormir en la oficina, para ser los últimos en irse y los primeros en llegar, llevarle el desayuno a su mentor y cosas así. En el mensaje se advierte que la vida se va a complicar y que "quien no aguante el calor que salga de la cocina". Que es una frase muy común en inglés y que suelen esgrimir los más sádicos.

Barclays ha dicho en un comunicado que no autorizó ese correo y defendió su compromiso para crear un ambiente donde sea posible el equilibrio entre el trabajo y la vida personal.

La vida tiene cada cosa… Cuando yo entré por primera vez a un estudio de televisión y luego a un periódico, me cobijaron con tal calidez que todavía hoy lo recuerdo con gratitud. La gente ignoraba mi ignorancia y mi soberbia y aplaudía mi disposición a aprenderlo todo en el menor tiempo posible.

“Las malas personas no pueden ser buenos periodistas”, dejó dicho el escritor y periodista polaco Ryszard Kapuscinski, uno de los mejores reporteros internacionales.

Un buen banquero tampoco.

Cuando yo entré por primera vez a un estudio de televisión y luego a un periódico, me cobijaron con tal calidez que todavía hoy lo recuerdo con gratitud.

Camilo Egaña