El expresidente del gobierno español Felipe González llegó a Venezuela el pasado 7 de junio para reunirse con el exalcalde de Venezuela Antonio Ledezma, en prisión domiciliaria (Crédito: FEDERICO PARRA/AFP/Getty Images)

(CNN Español) - El expresidente del Gobierno español Felipe González salió de Venezuela este martes rumbo a Bogotá, donde tiene previsto estar unos días. Juan Manuel Santos autorizó el traslado de González en el avión Legacy de la Fuerza Aérea Colombiana.

El presidente de Venezuela Nicolás Maduro, diputados chavistas y medios oficialistas criticaron que el expresidente del gobierno español Felipe González se haya marchado del país en un avión colombiano.

La canciller Delcy Rodríguez convocó al embajador colombiano en Caracas para aclarar la situación.

"Yo pido que las explicaciones sean muy claras", dijo Maduro.

La presidencia colombiana informó en un comunicado que Santos autorizó el traslado de González en el avión Legacy de la FAC 1215.

La salida del país de González se produce después de que las autoridades venezolanas no le concedieran los permisos para visitar a los opositores encarcelados ni para asistir a sus juicios.

No pudo reunirse con López ni con Daniel Ceballos y no asistió a la audiencia preliminar del alcalde de Caracas Antonio Ledezma, que debía realizarse este martes pero que fue suspendida.

El defensor del Pueblo de Venezuela, Tarek William Saab, rechazó la visita del expresidente González y su deseo de defender en juicio al líder opositor Leopoldo López y aseguró que existe una campaña internacional para desprestigiar al gobierno venezolano proveniente de la derecha que busca “deslegitimar la institucionalidad democrática” en su país.

“El plan siempre ha sido el mismo. Un plan para deslegitimar, demoler, desdibujar la democracia venezolana”, dijo Saab y agregó que “durante estos últimos años no ha cesado la campaña internacional, EE.UU. ha sido la plataforma de ataque a la Revolución”.

El defensor del pueblo dijo durante la rueda de prensa que Felipe González fue "la bisagra entre el franquismo y la monarquía". 

Felipe González llegó a Venezuela el pasado domingo para respaldar la defensa de los dirigentes opositores encarcelados Leopoldo López y Antonio Ledezma e ingresó al país sin inconvenientes, luego de haber sido declarado persona non grata por el parlamento venezolano, dos meses atrás.