Both Richard Matt (izq) y David Sweat (der.) fueron calificados por las autoridades como dos convictos peligrosos. Las autoridades ofrecen una recompensa de 100.000 dólares por información sobre su paradero. (Crédito: New York State Police)

(CNN) - La hipótesis de que los dos peligrosos reos que escaparon de una cárcel de máxima de seguridad en Nueva York se dirijan a México toma fuerza ante la conexión de al menos uno de ellos con el otro lado de la frontera.

La increíble fuga de dos asesinos convictos de una prisión de máxima seguridad en el estado de Nueva York tiene conmocionada a las autoridades. Los presos perforaron una pared de acero y después siguieron por una serie de túneles hasta evadirse de la cárcel. Se trata de Richard Matt, de 48 años, y David Sweat, de 34 años.

Más 200 agentes de las fuerzas de seguridad llevan a cabo una cacería humana en busca de los presos, de acuerdo a declaraciones del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo.

"Ellos tuvieron un comienzo tan bueno (que creo) que han tenido ayuda", dijo Tom Fuentes, analista de la CNN y exasistente del director del FBI. "Podrían estar en Canadá. Podrían estar en México por ahora. Podrían estar en cualquier lugar en los Estados Unidos."

Matt, acusado de tres cargos de asesinato, tres cargos de secuestro y dos cargos de robo después de que secuestró a un hombre y lo golpeó hasta la muerte en diciembre de 1997, fue condenado a 25 años a cadena perpetua, según la policía estatal.

"Él tiene una historia", dijo Gabriel DiBernardo, quien dirigió la investigación sobre el asesinato por el que fue condenado Matt. "Ya se había fugado de una cárcel antes. Él es una persona astuta, no hay duda al respecto, y un individuo vicioso."

Matt tiene un tatuaje en la espalda que dice "México siempre" (Mexico Forever), y según la investigación, es muy conocido por las autoridades mexicanas.

En 2007 fue extraditado de México a Nueva York por un cargo de asesinato de hace diez años, de acuerdo con los documentos. Por esta razón, las autoridades de ese país han sido alertadas.

De igual forma, y por la proximidad del penal con la frontera canadiense, la policía estadounidense también baraja la hipótesis de que los prófugos puedan intentar dirigirse a ese país.

También en Willsboro, Nueva York, hay una búsqueda en curso después de un informe de dos individuos sospechosos allí, le dijo a CNN Nancy Crowningshield, de la oficina del alguacil del condado de Essex.