CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Cultura

Cartas de Einstein son subastadas en más de 420.000 dólares

Por Lauriel Cleveland

(CNN) – ¿Qué pensaba Albert Einstein sobre el adulterio, la bomba atómica o Dios?

En una subasta la semana pasada, la puja sobrepasó los 420.000 dólares por tener una pieza de las cartas del ganador del Nobel, las cuales se refieren a diversos temas y preguntas que enfrentó durante su vida.

Los organizadores dijeron que en la subasta del pasado jueves, en la que se incluyeron las 27 cartas de Einstein, había una sobre la conexión entre la teoría de la relatividad y la bomba atómica.

El genio de la física envió una carta a su hijo Hans un mes antes de los ataques en Hiroshima y Nagasaki, misma que se vendió en 62.500 dólares, de acuerdo con la subasta de Profiles in History, realizada en Calabasas, California.

Una comunicación de 1939 entre Einstein y el presidente Franklin Roosevelt ayudó a Estados Unidos a comenzar sus esfuerzos por construir una bomba atómica, pero Einstein dijo que se arrepintió de tomar dicho paso.

En la carta a su hijo, en 1945, Einstein escribió que su trabajo y la bomba estaban “solo conectados de forma muy indirecta”.

150615165508-einstein-letters-02

“Ya había mostrado hace 39 años que de acuerdo con la teoría especial de la relatividad, hay una equivalencia entre la masa y la energía de un sistema o que ambos son solo diferentes manifestaciones de lo mismo”, escribió. “También hice notar que la desintegración de radioactividad es lo suficientemente grande para expresarse en una inexactitud del balance de la masa en las reacciones radioactivas. Eso es todo”.

Las cartas, la mayoría escritas en alemán pero algunas en inglés, ofrecen una muestra de las creencias personales de Einstein, como lo que pensaba de la religión y de si existía o no Dios.

En una carta de 1945 a Guy H. Raner, Einstein se describió a sí mismo como ateo.

“Desde el punto de vista de un sacerdote jesuita, desde luego, siempre he sido un ateo. Siempre es engañoso utilizar conceptos antropomorfos al tratar con lo que está por fuera del ámbito humano… analogías infantiles”, escribió, de acuerdo con los organizadores de la subasta.

Cuatro años después, escribió a Raner de nuevo, pero esta vez, de acuerdo con los organizadores de la subasta, su visión había cambiado. Dejó de declararse ateo y se dijo agnóstico.

En una carta a su hijo Eduard, Albert Einstein escribió sobre la juventud. “Cuando eres joven, tiendes a oponerte mentalmente al mundo”, escribió (Profiles in History).

En una carta a su hijo Eduard, Albert Einstein escribió sobre la juventud. “Cuando eres joven, tiendes a oponerte mentalmente al mundo”, escribió (Profiles in History).

“He dicho repetidamente que en mi opinión la idea de un Dios personal es infantil”, escribió. “Prefiero una actitud de humildad que corresponda con la debilidad de nuestro entendimiento intelectual de la naturaleza y de nuestro propio ser”.

Aunque muchas cartas son de su trabajo como científico, la religión y grandes eventos políticos de dicha época, Einstein también se tomó el tiempo para compartir pensamientos más personales con amigos cercanos y su familia.

En una carta a su hijo Hans, prometió enviarle problemas matemáticos para resolver. Y en una carta a una amiga, ofreció palabras de coraje luego de que se enteró de la infidelidad de su esposo.

En total, las cartas generaron 420.625 dólares, según la casa de subastas.

“La subasta fue extremadamente exitosa”, dijo Marc Kruskol, vocero de Profiles in History. “Las cartas de Einstein se vendieron en más de lo que esperábamos”.