CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
República Dominicana

Cientos de haitianos abandonan República Dominicana tras no poder regularizar su situación

Por Diulka Pérez

(CNN Español)– Cientos de haitianos en República Dominicana están regresando voluntariamente a su país, después de que no hayan podido regularizar su situación migratoria.

El pasado 17 de junio terminó el proceso de inscripción en el Plan Nacional de Regularización para Extranjeros en República Dominicana, un programa migratorio iniciado hace un año y pedio que afecta a miles, especialmente a ciudadanos haitianos.

Según el Ministro de Interior y Policía, 275.000 extranjeros se inscribieron. Las autoridades migratorias informaron que ya no permiten el paso a territorio dominicano a quienes no tengan permiso legal, pero aseguran que aún no hay repatriaciones.

Hasta el 6 de julio las autoridades de migración trasladarán a la frontera a quienes quieran abandonar el país voluntariamente. Pero 12.000 extranjeros ya han salido del país por su propia cuenta, según un informe del gobierno.

Juie Françoise fue uno de los inmigrantes que hizo las maletas para regresar a Haití. Lleva 5 años viviendo irregularmente en República Dominicana.

“El se va porque aquí no tiene ningún documento ni para trabajar y se va a su país para legalizar sus documentos y después si puede volver vuelve”, dice el traductor sobre la situación de Françoise.

“Muchos (haitianos) se fueron porque no quieren que los deporten”, dice un residente dominicano.

La agricultura, sector afectado

El barrio Pequeño Haití en el centro de Santo Domingo luce vacío. Pero la salida de los haitianos no solo es visible en la capital dominicana.

Según la Junta Agroempresarial dominicana, cerca del 70% de los trabajadores agrícolas y ganaderos son haitianos. La entidad asegura que unos 200.000 no pudieron regularizarse, lo que pone en riesgo la cosecha.

“El mercado está pelao, el dominicano casi no compra, son los haitianos que compran todo. Si se fueron, ¿qué se va a vender?”, dice el comerciante Rafael Pérez.

Ante las críticas de organizaciones de defensa de Derechos Humanos y autoridades de otros países, el gobierno dominicano explicó que su interés no es expulsar a los extranjeros, sino ordenar la situación inmigratoria en el país.

Por su parte, Haití anunció restricciones a la entrada de 33 productos dominicanos, la mayoría alimentos.

Aunque están ubicados en la misma isla, hay una gran disparidad entre Haití y la República Dominicana, tanto en aspectos sociales como económicos.

Una de ellas la esperanza de vida: en Haití, es de poco más de 63 años; en República Dominicana es casi de 78 años.

El producto interior bruto per cápita en Haití es de 863 dólares, mientras que en el país vecino es de algo más de seis 1.100 dólares.

En cuanto a la densidad de población, en Haití hay 374 habitantes por kilómetro cuadrado y en República Dominicana esa tasa es de 215 personas por kilómetro cuadrado.