CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Religión

Corte Suprema de Oklahoma ordena quitar monumento a los Diez Mandamientos

Por Eli Watkins

(CNN) — Luego de la semana en la que la Corte Suprema tomó decisiones de alto perfil, el máximo tribunal de Oklahoma causó conmoción por un fallo que fue celebrado por un grupo de satanistas autoproclamados y a un ministro bautista.

La Corte Suprema de Oklahoma dictaminó el martes que el estado debe quitar un monumento de granito de 1,8 metros de altura de los Diez Mandamientos de su capitolio porque viola la prohibición constitucional del estado contra el uso de fondos o propiedad pública para beneficiar a una religión.

La decisión se produjo luego de años de polémica y batallas legales. Algunos de los partidarios del monumento son figuras prominentes en el estado, entre ellas la gobernadora de Oklahoma, Mary Fallin, y miembros de la asamblea legislativa del estado.

En una entrevista con KOCO, afiliada de CNN, Bruce Prescott, un ministro bautista ordenado y una de las personas que presentaron la demanda en contra del monumento, dijo lo siguiente: “No me opongo a los monumentos a los Diez Mandamientos. Simplemente me opongo a que los coloquen en propiedad del gobierno, porque creo que el gobierno debe ser neutral”.

Karen Monahan, una residente de Oklahoma, expresó una fuerte oposición hacia la decisión y le dijo lo siguiente a KOKH-TV, afiliada de CNN: “No voy a aceptar esto como la decisión final”.

Algunos legisladores estatales arremetieron contra el fallo y anunciaron que tienen pensado tratar de revocar la sección de la constitución del estado que la corte mencionó en su decisión. El proceso de enmiendas de Oklahoma establece que una votación a nivel estatal a la larga podría decidir el asunto.

Hasta que eso suceda, el monumento a los Diez Mandamientos no será la única estatua religiosa que ya no estará permitida en el sitio. Un monumento a Baphomet, una figura satánica con cabeza de cabra, en algún momento estuvo destinado para el capitolio del estado, pero ahora sus dueños tendrán que encontrar un nuevo lugar para él.

Durante años, un grupo llamado Satanic Temple ha trabajado por poner una estatua de Baphomet en el capitolio a fin de presentar un “complemento y contraste” frente a la estatua de los Diez Mandamientos. Luego de que una campaña en Indiegogo recaudara más de 28.000 dólares el año pasado, el grupo Satanic Temple trabajó decididamente para construir la estatua y solicitó que la exhibieran ahí.

El monumento a Baphomet será dado a conocer posteriormente este mes, y el grupo Satanic Temple dijo que encontrarán un nuevo hogar para él. Aunque los satanistas tendrán que buscar otro lugar fuera de Oklahoma, Satanic Temple consideró el fallo como una victoria.

“El propósito de nuestro esfuerzo era ofrecer un monumento que brindara un complemento y contraste frente a los Diez Mandamientos, para reafirmar que vivimos en una nación que respeta la pluralidad, una nación que se niega a permitir que un único punto de vista se apropie del poder y la autoridad de las instituciones gubernamentales, le dijo el vocero de Satanic Temple, Doug Mesner, al Washington Post en un correo electrónico.

Mesner, quien también se hace llamar Lucien Greaves, le habló al Post sobre otra posible ubicación para la estatua de Baphomet: “Arkansas parece ser bastante atractivo”. Anteriormente este año, el gobierno de Arkansas aprobó la colocación de un monumento a los Diez Mandamientos en su capitolio.