CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Cultura

Egipto retira estatua al estilo ‘Frankenstein’ de Nefertiti

Por Barry Neild

(CNN) — Su nombre se refiere a su legendaria belleza, así que cuando alguien erigía una estatua para Nefertiti, la reina del antiguo Egipto, probablemente no tendría que haber suscitado comparaciones con el monstruo de Frankestein.

Eso es lo que ocurrió en la ciudad egipcia de Samalut, al sur de El Cairo, donde un busto gigante de la célebre esposa del faraón provocó tanta indignación que las autoridades avergonzadas ordenaron que fuera retirada.

La desafortunada estatua, algo muy distinto a la elegante figura de Nefertiti de 3.400 años de antigüedad, la cual se encuentra en exhibición en el museo Neues de Berlin, se convirtió en un blanco de las burlas en línea a medida que egipcios furiosos publicaban imágenes en las redes sociales.

Mientras la etiqueta #Nefertiti comenzó a volverse tendencia en Twitter, el alcalde de Samalut, Jamal Qinnawi, confirmó que la escultura “de mala apariencia” había sido quitada de su pedestal en la entrada de la ciudad.

Un usuario, @mazenalsarhan, tuiteó lo siguiente: “Creo en la maldición faraónica, y espero que hechice a todos aquellos que estuvieron involucrados y estuvieron de acuerdo en distorsionar a la Belleza de todas las bellezas #nefertiti”.

Otro usuario, @BahaaBme, describió sarcásticamente la estatua de esta manera: “Nefertiti después de su diagnóstico con esquistosomiasis y hepatitis C que contrajo por nadar en lagos infectados”.

El usuario @N0urhan_Atef añadió lo siguiente: “Si hubiera estado viva, se habría muerto de congoja”.

Los artistas detrás de la creación sin duda podrían estar sintiendo la maldición del faraón.

Según la agencia oficial Egyptian News Agency, el gobernador de la cercana provincia de Minya ha ordenado que se inicie una investigación en torno a los responsables.

La controversia en torno a la estatua surge luego de otra supuesta humillación que involucra la imagen de la antigua realeza egipcia.

En enero se afirmó que el personal en el museo de El Cairo rápidamente pegó de vuelta la barba en la máscara mortuoria del rey Tutankhamun luego de que accidentalmente se cayera. El museo lo negó.