CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
México

Entra en vigor ley que multa a los circos que usen animales en sus espectáculos

Por CNN Español

(CNN Español) — Ni tigres, ni leones, ni cebras…

A partir de este miércoles ningún circo podrá tener animales silvestres o exóticos en sus espectáculos, según la Ley General de Vida Silvestre y a la Ley General de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente aprobada en marzo de este año, que multará con 225.000 pesos mexicanos (aproximadamente 15 mil dólares) a quienes incumplan esta norma.

El pasado 9 de junio la Asamblea Legislativa del DF (ALDF) aprobó una reforma legal que prohíbe el uso de animales en circos en la Ciudad de México.

Esta normativa no solamente restringe a los dueños de los circos de que exhiban los animales en espectáculos circenses, sino que también prohíbe que éstos sean empleados en sorteos, juegos, concursos o para que la gente se tome fotografías. Esto para evitar el maltrato animal.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales inició el pasado 2 de junio un programa de inspecciones a los zoológicos para verificar el estado de los animales. De 2507 animales evaluados, se aseguraron 926, según informó esta entidad.

De acuerdo a la Ley General de la Vida Silvestre, los circos deberán entregar una base de datos sobre el número y las características de los ejemplares silvestres que tengan para que la Secretaría de Medio Ambiente (Semarnat) los ponga a disposición de los zoológicos del país.

De acuerdo al inventario de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), 1091 ejemplares dejarán de ser utilizados en estos establecimientos.

De esa cantidad, la Semarnat otorgó autorizaciones de aprovechamiento para 870 animales, con lo que pueden ser vendidos, mientras que otros 87 obtuvieron autorización para ser exportados, según publica Aristegui Noticias.

Sin embargo, aún se desconoce cuál será el futuro del resto de los animales, según declaraciones del subsecretario de Gestión para la Protección Ambiental de la Semarnat, Rafael Pacchiano Alamán, en entrevista para Reforma.

“Nosotros hemos insistido, desde que pasó la reforma, en que nos sentemos con para entender cuáles son los animales que les interesaría donar a zoológicos o a los santuarios, para que podamos publicar estos listados y encontrar el mejor sitio para estos animales”, dijo Pacchiano Alamán al diario mexicano.

Y agregó que “el problema es que si no sabemos cuál es el inventario por tipo de especie, pues no podemos hacer nada”.

Casos de abandono

En el primer semestre de 2015, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente atendió dos casos de abandono de 35 ejemplares.

El primero de ellos ocurrió en Veracruz, donde se rescataron 12 tigres y tres leones en un predio de una Unidad de Manejo Ambiental. Los felinos permanecieron cuatro meses en los carros del circo, con poco espacio y bajo condiciones de albergue no aptas para su bienestar.

Los animales fueron puestos en un centro especializados para su cuidado.

 

Los papiones sagrados rescatados por las autoridades ambientales en junio de 2015. (Crédito: PROFEPA)

Papiones sagrados rescatados por las autoridades ambientales en junio de 2015. (Crédito: PROFEPA)

En junio de 2015, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente rescató a 20 ejemplares de vida silvestre abandonados en jaulas de traslado y provisionales, sin alimento ni agua, presuntamente propiedad de un circo instalado en un predio de la Comisaría de Ixmatkuil, municipio de Mérida, Yucatán.

En el sitio en cuestión encontraron 4 camellos, 3 dromedarios, 6 tigres de bengala y 7 papiones sagrados, totalmente desprovistos de cualquier tipo de cuidado y atención humana.

Los dromedarios se encontraban amarrados cada uno con un bozal en un carromato. (Crédito: FROPEPA)

Los dromedarios se encontraban amarrados cada uno con un bozal en un carromato. (Crédito: FROPEPA)

Según la PROFEPA, los dromedarios registraban cicatrices, dermatitis y enfermedades de la piel sin tratamiento.

Uno de los felinos, tenía mutilaciones en las extremidades inferiores y que presentaba un severo estado de debilidad e inanición; se encontraba sin garras ni colmillos en un espacio muy reducido para el tamaño de los ejemplares.

Mientras que los primates estaban en alto grado raquitismo, con alopecia e inanición.