Una tormenta anterior se debilitó al tocar tierra a finales del pasado mes de junio.

(CNN)– China se prepara para la llegada de una fuerte tormenta este fin de semana después de una anterior se debilitó al tocar tierra.

El tifón Chan-hom se agitaba cerca de las japonesas Islas Ryuku la madrugada de este viernes, con vientos máximos sostenidos de 213 kilómetros por hora.

Se prevé que se debilite un poco antes de llegar a la densamente poblada provincia oriental china de Zhejiang el sábado, pero aún podría golpear como un huracán de categoría 2, según el centro de alerta de EE.UU. Joint Typhoon.

Las autoridades de Zhejiang están evacuando a la gente de las zonas costeras, en preparación para la llegada del tifón, informaron medios estatales. La tormenta se prevé que pierda fuerza el fin de semana, mientras se mueve hacia Shanghai, la ciudad más poblada de China.

Se pronostica también que Chan-hom provocará fuertes vientos y lluvias torrenciales en el norte de Taiwán.

'Tormenta en un vaso de agua'

Hacia el suroeste, los residentes de la provincia de Guangdong y Hong Kong fueron volviendo a la normalidad después de una interrupción por la tormenta tropical Linfa.

La tormenta provocó el cierre d el aeropuerto internacional de Hong Kong la noche del jueves, uno de los centros de aviación más importantes de Asia, alterando los planes de viaje de miles de pasajeros.

Aproximadamente 1.020 vuelos desde y hacia el aeropuerto tuvieron que ser reprogramados debido al clima, dijo a CNN un portavoz de la autoridad aeroportuaria.

Pero Linfa, que había tocado tierra el jueves en la provincia de Guangdong como un tifón, perdió fuerza rápidamente al pasar cerca de Hong Kong, por lo que el periódico South China Morning Post lo describió como una "tormenta en un vaso de agua".

No se registraron muertos ni heridos ni en Hong Kong ni Guangdong como resultado del sistema.

Jethro Mullen informó y escribió desde Hong Kong, y Laura Smith-Spark desde Londres. Elizabeth Joseph, Brandon Miller y Judson Jones contribuyeron con este reporte.