(Crédito: Mario Tama/Getty Images)

(CNN Español) - El papa Francisco termina su visita a Bolivia y se dirige a Paraguay. Durante sus días en ese país, Francisco ofició una misa masiva en Santa Cruz y visitó un peligroso penal.

Paraguay es la última escala del Pontífice en su visita a Sudamérica en la que ya visitó Ecuador.

El presidente paraguayo, Horacio Cartes, recibirá a Francisco en Asunción.

En el aeropuerto de Viru Viru se llevó a cabo una ceremonia final para despedir al papa.

Francisco llamó a los fieles a hacer aun lado el discurso de "los buenos y los malos" mientras habló en el Centro Penitenciario de Palmasola, en Santa Cruz, una cárcel en la que convive el 36% de la población carcelaria de Bolivia.

La visita del papa a Bolivia estuvo marcada por la polémica que levantó el presidente Evo Morales al regalarle a Francisco un Cristo sobre una hoz y un martillo.