(CNN Español) – El Volcán de Colima, ubicado en el occidente de México, aumentó la tarde de este viernes su actividad, despidiendo una columna de cenizas de varios kilómetros de altura, informaron las autoridades, que advirtieron sobre fuerte caída de ceniza en las inmediaciones.

La erupción está acompañada de grandes flujos piroclásticos que bajaron por las laderas del volcán, ubicado en los límites de los estados de Jalisco y Colima.

La Coordinación Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación informó en un comunicado que desde el pasado martes la actividad ha aumentado de manera significativa.

"El volcán se encuentra en una etapa efusiva, es decir que el material que suba por el cráter va a ser expulsado por las pendientes. Las emisiones de lava se han manifiestan por tres flancos: norte, suroeste y sur, con alcances de flujos piroclásticos aproximados, hasta el momento de 2.5 kilómetros de distancia con respecto al cráter", indicó el comunicado.

Según Protección Civil, hasta ahora se ha registrado caída ligera de ceniza en la zona norte del municipio de Villa de Álvarez pero debido al nivel de la erupción de este viernes, se espera caída de ceniza de moderada a grande en la zona suroeste del volcán.

El coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, dijo a la televisora FORO TV, afiliada de CNN, que hasta ahora "la lava y las rocas incandescentes que se han dado en el volcán han llegado a dos kilómetros de distancia".

La actividad registrada durante las últimas horas continuará durante los próximos días o semanas y "no se descarta la posibilidad de actividad explosiva significativa", indicó.

De 3.280 metros de altura, el Volcán de Colima es uno de los más activos de México. Se localiza a 32 kilómetros al noreste de la ciudad de Colima, donde viven más de 130.000 personas.