El conflicto en Yemen inició en marzo y ha cobrado unas 3.000 vidas (MOHAMMED HUWAIS/AFP/Getty Images).

(CNN)—Las partes en conflicto en Yemen han acordado un alto el fuego de alrededor de una semana para permitir que llegue la ayuda humanitaria.

La violencia en Yemen ha costado al menos 3.000 vidas desde que estalló el conflicto en marzo, según las Naciones Unidas.

Los combates han obligado a al menos un millón de residentes a dejar sus hogares, y al menos 21 millones de personas están en necesidad de ayuda humanitaria inmediata.

El alto el fuego está programado para comenzar a las 11:59 pm hora local del viernes y termina con el cierre del mes sagrado del Ramadán en aproximadamente una semana. Las agencias humanitarias tienen previsto entrar en el país por tierra, mar y aire para llevar comida, agua y medicinas, incluyendo vacunas.

"Es imperativo y urgente que la ayuda humanitaria pueda llegar a todas las personas vulnerables en Yemen sin obstáculos y a través de una pausa humanitaria incondicional", dijo la ONU en un comunicado. El secretario general, Ban Ki-moon, dijo que ha recibido garantías de ambas partes en conflicto de que no van a romper el alto el fuego.

La ONU había solicitado la pausa en las hostilidades. El depuesto presidente yemení, Abdrabuh Mansour Hadi, quien huyó del país después de que rebeldes hutíes pasaron a la ofensiva, aceptó la invitación en una carta a Ban.

Los hutíes también aceptaron el cese al fuego, dijeron en una declaración a CNN.

Hadi está respaldado por Arabia Saudita, que lidera una coalición de potencias regionales en campaña aérea contra los rebeldes hutíes, y otros grupos.

"Esperamos que este alto el fuego traiga un completo fin a la agresión Arabia en Yemen", dijo Mohammed al Houthis, presidente del consejo de la Revolución Hutí.

Los huthis, que son una minoría chiita, están respaldados por Irán, acérrimo rival de Arabia Saudita en el Golfo Pérsico. Muchos analistas ven el conflicto, al menos en parte, como una guerra de poder entre los dos.