(CNN Español) – Ganar el torneo de tenis más importante del mundo está reservado para los mejores. Ganarlo por dos años consecutivos es algo solo para los grandes: Novak Djokovic se coronó este domingo en Wimbledon.

El serbio y número uno del mundo derrotó al suizo Roger Federer en cuatro sets 7-6, 6-7, 6-4 y 6-3.

Para Djokovic es su tercer título en All England Lawn Tennis and Croquet Club y el noveno de Grand Slam de su carrera.

Fue la revancha que Federer no pudo ganar. El año pasado, los dos tenistas también jugaron la final de Wimbledon y, como este domingo, Djokovic fue el vencedor.