"Creo que el corazón de Estados Unidos es ser una nación de segundas oportunidades", dijo Barack Obama (Getty Images/Archivo).

WASHINGTON (CNN) - El presidente Barack Obama conmutó las sentencias de prisión de 46 criminales que cometieron delitos relacionados con las drogas, y afirmó en un video publicado el lunes que los hombres y mujeres no eran "delincuentes reincidentes" y que sus castigos no concordaban con los crímenes que cometieron.

Obama dijo que la medida era parte de su intento más amplio por reformar el sistema de justicia penal, lo que incluye revisar las leyes para establecer sentencias y reducir los castigos para los crímenes no violentos. Con el anuncio del lunes, Obama ha conmutado más sentencias que cualquier presidente desde Lyndon B. Johnson.

"Creo que el corazón de Estados Unidos es ser una nación de segundas oportunidades, y creo que estas personas merecen su segunda oportunidad", dijo Obama en el video.

La decisión eleva el número de conmutaciones de Obama a casi 90. La mayoría de ellas han sido para prisioneros federales encarcelados por delitos relacionados con las drogas, quienes recibieron sentencias prolongadas que fueron dictadas bajo principios establecidos durante una ola de drogas y delitos en los años ochenta. Bajo los principios actuales para la determinación de sentencias, la mayoría de estos prisioneros ya habrían cumplido con su tiempo en la cárcel.

De los 46 prisioneros cuyas sentencias fueron conmutadas el lunes, 13 habían sido condenados a cadena perpetua.

La nueva ronda de conmutaciones se produce luego de que 22 prisioneros condenados por delitos relacionados con las drogas fueran puestos en libertad anteriormente este año. A finales de 2014, ocho delincuentes recibieron conmutaciones.

A diferencia de un indulto presidencial, una conmutación no elimina una condena penal, solo reduce la sentencia. Durante su presidencia, Obama ha otorgado 64 indultos.

El lunes, la Casa Blanca publicó una carta que Obama le escribió a cada uno de los 46 hombres y mujeres cuyas sentencias fueron conmutadas.

"Voy a concederte tu solicitud porque has demostrado el potencial de darle un giro a tu vida", escribió Obama. "Ahora depende de ti que aproveches al máximo esta oportunidad. No será fácil, y te enfrentarás a muchas personas que dudan que quienes tienen antecedentes penales puedan cambiar. Quizá hasta tú te sientas inseguro en relación a cómo ajustarte a tus nuevas circunstancias. Pero recuerda que tienes la capacidad de tomar buenas decisiones".

Más adelante esta semana, se espera que Obama discuta aún más sus planes para la reforma al sistema penal. El martes viajará a Filadelfia para hablar en la convención anual de la NAACP, y el jueves se convertirá en el primer presidente en visitar una prisión federal cuando recorra el centro de El Reno en Oklahoma.

Ahí se espera que mencione los llamados bipartidistas para ciertas oportunidades al sistema de justicia penal que reducirían la sobrepoblación en las prisiones y crearían un sistema donde las condenas se ajusten de mejor forma a los delitos que deben castigar. El esfuerzo por reformar el sistema ha ganado el apoyo de republicanos como el senador Rand Paul, el candidato presidencial de mentalidad libertaria, y de David y Charles Koch, los hermanos industrialistas que han gastado millones en causas conservadoras.

"En el transcurso de los últimos años, muchas personas han adquirido consciencia de las desigualdades que existen en el sistema de justicia penal", dijo Obama en el video. "Justo ahora que nuestros índices de criminalidad general y nuestros índices de encarcelación están disminuyendo, nos encontramos en un momento en el que algunas buenas personas en ambos partidos, republicanos y demócratas, y personas de todo el país, están presentando ideas para que el sistema trabaje mejor, y de forma más inteligente".

Voy a concederte tu solicitud porque has demostrado el potencial de darle un giro a tu vida

Barack Obama