(CNN Español)– La periodista mexicana Anabel Hernández, quien ha realizado investigaciones sobre el narcotráfico en México y es autora del libro Los señores del narco, sostiene que hubo señales de que Joaquín el Chapo Guzmán había logrado dominar la seguridad dentro del penal de alta seguridad del Altiplano, del que se fugó el pasado sábado.

"Los más sorprendente es que el gobierno (de México) se diga sorprendido de lo que pasó", dijo Anabel Hernández en el programa Aristegui.

"Había señales muy claras de que el Chapo había logrado dominar la seguridad y la voluntad de los directivos dentro del penal".

Entre esas señales, la periodista mencionó que en julio de 2014 -cinco meses después de su detención- logró organizar una huelga masiva de hambre en la que participaron 900 presos, según Hernández.

También, el pasado mes de febrero, un año después de ser detenido "el Chapo da otro paso para burlar la seguridad: congraciarse con sus enemigos".

Según Anabel Hernández, Joaquín Guzmán logró que otros narcotraficantes detenidos, como Héctor Beltrán Leyva, integrantes del cártel del Golfo o de Los Zetas -que otrora "querían matarlo en las calles"- firmaran una carta dirigida a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Según explicó la periodista, esa hoja circuló de módulo en módulo.

"¿Cómo lo hizo si nos estaban diciendo que estaba incomunicado?", se preguntó Hernández sobre ambos hecho, que según ella reflejan focos rojos de seguridad que el gobierno no atendió.