CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de salud

Video sobre venta de tejidos de fetos pone a aprietos a grupo proaborto en EE.UU.

Por Steve Almasy, Eliott C. McLaughlin

(CNN) — Un grupo antiaborto publicó en línea un controvertido video el martes, en el que supuestamente aparecía una alta ejecutiva de Planned Parenthood hablando sobre las partes del cuerpo de los fetos abortados.

El grupo sostiene que el video es una prueba de que Planned Parenthood vende órganos y tejidos, de acuerdo con un comunicado de prensa del Centro para el Progreso Médico.

Planned Parenthood dice que el dinero que se menciona en el video es para cubrir el costo para transportar los tejidos donados.

El grupo de defensa y proveedor de servicios de salud reproductiva y educación dijo que el video no muestra nada inmoral y que la Dra. Deborah Nucatola —la directora senior de servicios médicos en Planned Parenthood Federation of America— estaba hablando sobre la participación de la organización en los programas de donación de tejidos.

Existen dos versiones del video publicado en YouTube: una versión de ocho minutos, cincuenta y un segundos, y una versión “completa” que tiene dos horas, cuarenta y dos minutos.

El Centro para el Progreso Médico dice que el video fue grabado el 25 de julio del 2014, en un restaurante de California durante la hora de almuerzo. Dos actores representan a empleados de una compañía biológica humana.

“La conspiración delictiva de Planned Parenthood para ganar dinero de las partes de los bebés abortados alcanza los niveles más altos de su organización”, dijo en una declaración escrita David Daleiden, quien dirigió el proyecto secreto.

En una parte del video, la doctora les dice a los actores secretos: “Todos los proveedores han tenido pacientes que quieren donar sus tejidos y ellos definitivamente quieren complacerlos. Solamente que quieren hacerlo de una forma en que no los perciban como: ‘esta clínica está vendiendo tejido. Esta clínica está haciendo dinero de esto'”.

El video se salta alrededor de un minuto, según el código de tiempo que aparece en la esquina inferior izquierda, y uno de los actores le pregunta a Nucatola sobre los precios.

“Está bien, así que cuando tú —o la afiliada (de Planned Parenthood)— estás determinando el valor monetario… para que no surja ninguna inquietud en relación a que de eso se trata; esta es la principal, en qué rango de precios colocarías tú…”, pregunta la mujer, mientras la pregunta se va apagando.

La doctora responde que el precio estaría entre 30 y 100 dólares por espécimen, tomando en cuenta para qué instalaciones es utilizada y “qué conlleva”.

Ella no dice específicamente que ese es el precio para comprar tejido, pero el comentario preocupó al especialista en bioética Art Caplan, de la Universidad de Nueva York, quien dijo después de ver la versión editada del video que daba la impresión de que Planned Parenthood estaba tratando de obtener ganancias.

Sin embargo, en la versión más larga del video, Nucatola dice: “Simplemente tiene que ver con problemas de espacio, ¿enviarás a alguien allí para que haga todo o lo hará el personal? ¿Qué exactamente harán? ¿Se requerirá de envío o alguien vendrá a recogerlos?”

Planned Parenthood dijo en un comunicado que no obtiene beneficios: “En algunos casos, los costos reales, tales como el costo para transportar los tejidos a los centros de investigación principales, son reembolsados, lo cual es algo común en todo el campo de la medicina”.

La organización dijo que recibe las donaciones de tejido con el “pleno y adecuado consentimiento de los pacientes y según los estándares éticos y legales más altos”.

Vender partes del cuerpo de un feto —o cualquier parte del cuerpo— es algo que va contra la ley federal.

Candidatos del partido republicano condenan el supuesto video de Planned Parenthood

Según especialista en ética, la única preocupación debería ser la madre y su salud

A Caplan también le preocupó otra parte del video donde Nucatola hizo referencia a que los médicos que llevan a cabo abortos usan ultrasonidos para saber dónde pueden agarrar al feto con fórceps.

“Hemos logrado obtener corazones, pulmones e hígados porque sabemos eso; no vamos a dañar esas partes”, dice la doctora.

Caplan le dijo a Elizabeth Cohen de CNN que alterar los procedimientos con el fin de obtener el tejido en las mejores condiciones sería algo que “definitivamente no hay que hacer”.

“En el caso del aborto, el objetivo principal es realizar el procedimiento de la forma más segura posible”, dijo. “Tu única preocupación tiene que ser la madre y su salud”.

Él dijo que en la atención al paciente existe un paralelismo: cuando alguien está muriendo, los médicos no deben cambiar la forma en que tratan a los pacientes con el fin de obtener buenos tejidos para donación después de su muerte.

Los médicos deben tratar al paciente como lo harían normalmente y luego utilizar lo que está disponible después de su muerte. Si un médico está considerando cómo sacar el tejido que se encuentra en mejores condiciones, “eso sería un enorme conflicto de intereses. …Si modificas la forma en que alguien muere, eso es poco ético”.

Acusaciones que van y vienen

El Centro para el Progreso Médico respondió a la declaración escrita de Planned Parenthood en relación al video y acusó a la misma de mentir sobre el hecho de obtener el consentimiento de los pacientes y no obtener un beneficio de las transacciones que se hacen del tejido.

Planned Parenthood dijo que el grupo anti-aborto era el que estaba mintiendo.

“Un grupo bien financiado que tiene como propósito dañar la misión y los servicios de Planned Parenthood ha promovido un video fuertemente editado y grabado en secreto que representa falsamente la participación de Planned Parenthood en programas de donación de tejidos que apoyan la investigación científica para salvar vidas”, dijo.

Esta acusó al Centro para el Progreso Médico de manipular el video a través de la edición.

Hasta el mediodía del miércoles, la versión más corta del video había sido vista por lo menos 1,1 millones de veces en YouTube.

Elizabeth Cohen, Sam Stringer y Debra Goldschmidt de CNN contribuyeron con este reporte.