CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
China

Descubren en China un ‘dragón’ alado y emplumado

Por Shen Lu

(CNN) — Hace alrededor de 125 millones de años, un dinosaurio del tamaño de una mula con una cola larga y alas cortas, de plumas resplandecientes, deambulaba por un rincón de lo que ahora es el noreste de China.

Los investigadores revelaron el descubrimiento de Zhenyuanlong suni, un pariente cercano de su primo mucho más famoso: el velociraptor, tras publicar una fotografía de un fósil sorprendentemente conservado.

La reliquia muestra el esqueleto completo del animal, así como su cráneo expuesto de perfil. Un patrón de plumas largas es claramente visible alrededor de los cortos brazos de la criatura, y estas también parecen haber decorado la cola del dinosaurio.

El fósil no solo muestra el esqueleto completo del animal, sino también su craneo. Claramente visibles alrededor de las cortas extremidades de la criatura se pueden observar plumas.

El fósil no solo muestra el esqueleto completo del animal, sino también su craneo. Claramente visibles alrededor de las cortas extremidades de la criatura se pueden observar plumas.

«Lo curioso aquí es que es un dinosaurio que parece ave», dice Stephen Brusatte, un paleontólogo radicado en Escocia que es uno de los coautores del informe.

El descubrimiento ha dejado a los científicos con una pregunta.

«Esta es la primera vez que hemos encontrado alas en un dinosaurio así de grande con brazos cortos. No hay manera de que pudiera volar», explica Brusatte, en entrevista telefónica con CNN.

publicidad

«Esto genera un gran misterio. ¿Por qué un dinosaurio desarrolló alas?»

‘Pompeya’ de dinosaurios

Un granjero que ha pedido que no se dé a conocer su nombre encontró el fósil de Zhenyuanlong en la provincia de Liaoning en China.

Durante casi veinte años, esta área ha sido una tierra fértil para el descubrimiento de dinosaurios.

Es aquí donde en 1996 se encontró la primera evidencia contundente que demostraba que los dinosaurios tenían plumas, dice Xu Xing, un paleontólogo en la Academia China de las Ciencias en Beijing.

«Después de ese primer descubrimiento, miles de especímenes, miles de fósiles de distintas especies y distintas épocas fueron descubiertos en Liaoning», dice Xu.

«Es una versión de Pompeya de dinosaurios», dice Brusatte.

Steve Brusatte, a la izquierda, y Lu Junchang posan frente al esqueleto de Zhenyuanlong.

Steve Brusatte, a la izquierda, y Lu Junchang posan frente al esqueleto de Zhenyuanlong.

Se cree que la singular actividad volcánica de la región en el período Cretácico temprano ha preservado los fósiles mucho mejor que en otras partes del mundo.

Por lo tanto, la provincia de Liaoning se ha convertido en los círculos de la paleontología en sinónimo de dinosaurios con plumas.

Xu, quien es un exitoso cazador de dinosaurios que afirma haber descubierto más de 50 nuevas especies, dice que el Zhenyuanlong ayudará a los científicos a determinar cómo los dinosaurios empezaron a volar.

¿Por qué necesitaría alas un dinosaurio?

En su informe, Brusatte y su coautor, Junchang Lu, especularon por qué un animal que no volaba y medía dos metros de largo habría necesitado alas.

150717023821-zhenyuanlong-9-exlarge-169

Podría haber sido el caso que unas alas tan grandes estuvieran compuestas de varias capas de plumas y fueran útiles para propósitos de exhibición», escribieron en la edición del jueves de la revista Scientific Reports, donde se anunció el descubrimiento.

Las alas también podrían haber ayudado al dinosaurio a planear por distancias indeterminadas.

El artista Chuang Zhao trabajó con los científicos para representar una descripción clara de cómo podría haber lucido el Zhenyuanlong.

La ilustración muestra a la bestia corriendo por un bosque prehistórico, con garras afiladas al frente y patas traseras que salen de un frondoso abrigo de plumas.

China, gracias al aumento en la financiación de la investigación científica, se ha convertido en un tesoro para los cazadores de dinosaurios en las décadas recientes.

En chino, la palabra para dinosaurio es konglong, la cual también se traduce como «dragón aterrador». El dragón es un símbolo poderoso en la cultura china.

No es de sorprenderse que Lu, el coautor, agregara el sufijo «long» para dragón al nombre de su más reciente descubrimiento emplumado.

«Creemos que es agradable poner un poco de color chino en estos dinosaurios», explica Xu, el paleontólogo radicado en Beijing. Él dice que también ha llamado «dragón» a varios de sus propios descubrimientos de dinosaurios.

«Nos enorgullece que algunos animales antiguos vivieran aquí en esta tierra», dice Lu.