Un hombre observa los daños en un coche por la explosión de un vehículo cargado con explosivos en un mercado de la ciudad de Khan Bani Saad, en Iraq. ISIS reivindicó el atentado suicida. (Crédito: AHMAD AL-RUBAYE/AFP/Getty Images).

(CNN) – Al menos 120 personas murieron y otras 160 resultaron heridas por el estallido de un camión cargado con explosivos en un mercado de Khan Bani Saad, Iraq, informó la policía y funcionarios de salud.

Ali al-Tamimi, director general de la Dirección de Salud de Diyala, confirmó la cifra de muertos y dijo que entre las víctimas había 14 niños y 13 mujeres.

Al-Tamimi y dos funcionarios de la policía de Khan Bani Saad dijeron que un atacante suicida cometió el atentado.

En un mensaje en Twitter, los extremistas de ISIS se atribuyeron la responsabilidad del ataque, uno de los más mortíferos en los últimos meses en Iraq.

El grupo terrorista dijo que el objetivo del ataque fue una reunión de paramilitares chiítas en la ciudad, que se encuentra en la provincia de Diyala. La mayoría de sus habitantes son chiítas.

Cientos de personas estaban de compras en el principal mercado al aire libre de Khan Bani Saad, mientras se preparaban para el Eid al-Fitr, una festividad musulmana que marca el fin del Ramadán.

Videos publicados en redes sociales muestran una gran franja de fuego en el lugar, con cuerpos y escombros en una amplia zona.

Edificios de varios pisos parecían tener daños por la explosión.

Khan Bani Saad está a unos 35 kilómetros al norte de Bagdad.