CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Historia

Dippy, el dinosaurio más famoso en Gran Bretaña, será dado en ‘adopción’

Por Bryony Jones

(CNN) — ¿Te sobra un poco de espacio? ¿Es lo suficientemente grande como para recibir a un enorme visitante? De ser así, podrías ganarte un compañero de habitación bastante grande.

Dippy, el Diplodocus, el dinosaurio más famoso en Gran Bretaña, está buscando un nuevo hogar.

Dippy ha pasado décadas en las que se ha turnado entre aterrorizar a los niños escolares que pasan a su lado y enseñarles acerca de las maravillas del mundo natural en el Museo de Historia Natural de Londres… e incluso protagonizó la exitosa película One of Our Dinosaurs is Missing en el camino.

Ahora, después de haber pasado más de un siglo en exhibición, Dippy está a punto de ser «retirado» de su prominente lugar en el Hinze Hall del museo, y será reemplazado por el esqueleto de una ballena azul.

Sin embargo, los encargados del museo no quieren que los huesos —en realidad son moldes de los fósiles originales del Diplodocus carnegii, descubierto en Wyoming en 1898— se llenen de polvo en una habitación trasera o sean empacados en cajas y almacenados.

En cambio, ellos esperan seguir inspirando a las generaciones futuras de científicos y amantes de la naturaleza al llevarlo en un tour por el Reino Unido, y están buscando lugares que pueda visitar.

«Para muchos de nosotros, ese primer vistazo que le dimos a Dippy fue un momento formativo en nuestra niñez, el cual evocó asombro e hizo que verdaderamente nos maravilláramos por el mundo natural», explicó el director del museo, Michael Dixon.

Él dijo que esperaba que llevar al esqueleto de 21,3 metros de largo y 4,25 metros de alto a todos los rincones de Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte «despertara la curiosidad y un deseo de explorar».

Solicitud a toda la nación

El museo le ha hecho una solicitud a sitios en todo el país para que se pongan en contacto si quisieran que Dippy se quedara con ellos durante cuatro a seis meses, a partir de 2018.

Cualquier persona que le ofrezca un nuevo hogar al dinosaurio de 292 huesos tendrá que cuidar muy bien de él; el esqueleto tendrá que ser desmontado y reconstruido en cada ubicación nueva.

«Dippy tiene que ser tratado con cuidado», insistió Dixon. «A nuestros conservadores les ha tomado varios meses asegurarse de que, con cuidado y con los sistemas correctos, será posible hacer el tour».

El dinosaurio será el artículo más grande que el Museo de Historia Natural ha prestado para que sea exhibido; Dixon dice que el museo está decidido a abrir sus colecciones y hacerlas más accesibles al público.