CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
China

Exasesor presidencial chino, detenido por caso de corrupción

Por Steven Jiang

(CNN)– Las autoridades chinas arrestaron a un exasesor presidencial en una investigación de corrupción después de expulsarlo del Partido Comunista, anunció el gobierno el lunes.

Ling Jihua, de 58 años, quien trabajó para el expresidente Hu Jintao, está acusado de aceptar grandes sobornos, robo de secretos partido y de Estado, así como mantener varias amantes y usar su poder a cambio de sexo, según un comunicado publicado en la página web del brazo disciplinario del partido.

Entre 2007 y 2012, Ling fue el director de la Oficina General del Comité Central del Partido bajo liderazgo de Hu -una posición a menudo comparada con la de jefe de la Casa Blanca- lo que lo convirtió en un político extremadamente poderoso en el sistema de partido único de China.

Ling es el último de una serie de antiguos dirigentes comunistas capturados en la redada anticorrupción lanzada por Xi Jinping, actual presidente y jefe del Partido Comunista, después de llegar al poder a finales de 2012.

Xi se ha comprometido a erradicar la corrupción en el seno del partido.

¿Cacería de brujas?

Con un objetivo declarado de apuntar a “tigres y moscas” -funcionarios de alto y bajo rango- la campaña masiva de Xi ha llevado a miles de arrestos y condenas por cargos de corrupción, entre ellos el exresponsable de la seguridad interior y el segundo al mando del ejército.

“Xi tiene que reafirmar el control central sobre el partido, que parece haber caído bajo su predecesor, Hu Jintao”, dijo a CNN Andrew Wedeman, director de Iniciativa de Estudios de China de la Universidad Estatal de Georgia.

“No es una caza de brujas política en el sentido crudo de esa noción, pero sin duda se trata de una campaña altamente política”.

A lo largo del gobierno de Hu, Ling fue visto acompañando al presidente en los viajes y al extranjero, y era reconocido como uno de sus asesores de mayor confianza.

El accidente del Ferrari

La creciente fortuna política de Ling se detuvo estrepitosamente cuando su único hijo murió en un accidente de coche en Beijing, en marzo de 2012.

Jugosos detalles sobre el “accidente en Ferrari” -incluyendo informes de dos pasajeras medio desnudas-, así como los intentos de Ling para encubrirlo fueron ampliamente reportados por los medios de comunicación chinos en el extranjero.

Ling fue degradado en verano de 2012, poco antes de que Hu entregara el poder a Xi.

En diciembre pasado, el brazo disciplinario del partido anunció una investigación formal sobre las “violaciones graves de los reglamentos del partido” de Ling y pronto fue despojado de sus títulos oficiales.

La máxima fiscalía de China anunció el lunes que está llevando a cabo su propia investigación.

Los analistas políticos explicaron que como las acusaciones contra Ling implican secretos de Estado, es probable que enfrente un juicio a puerta cerrada.

Esto protegería detalles embarazosos del funcionamiento interno del partido de la vista del público. Zhou Yongkang, el exzar de seguridad interior que enfrentó cargos similares, fue juzgado en secreto en mayo y condenado a cadena perpetua en junio.