CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Cuba

Levantar restricción de viajar a Cuba, clave para acabar con el embargo: analista

Por CNN Español

(CNN Español) — Sacar a Cuba de la categoría de país enemigo y levantar la restricción de viajar a Cuba es un paso fundamental para levantar el embargo, consideró el analista político Arturo López-Levy, en el programa Aristegui.

“Si se levanta la restricción de viajar a Cuba, ese sería un clavo fundamental en el ataúd del embargo”, dijo.

Para ello -explicó López-Levy- el presidente estadounidense debe sacar a la isla de países enemigos, un segundo paso después de quitarlo de la categoría de países que patrocinan el terrorismo.

Eso abriría “las puertas de las cortes norteamericanas a cuestionamientos a la autoridad congresional para restringir los derechos de los estadounidenses a viajar donde le plazca”.

López-Levy dijo que con el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y la reapertura de las embajadas este lunes se ha institucionalizado la normalización de un proceso.

“Hay que ubicar la relación entre EE.UU. y Cuba como una relación difícil, asimétrica, entre un gran poder y un país revolucionario. Como resultado, hay un problema de que por un lado el gran poder reconozca la soberanía cubana y se dé un tratamiento respetuoso. Del otro lado, los países revolucionarios en su proyección a nivel internacional muchas veces toman una actitud de reto a la jerarquía de grandes poderes internacionales. Esto generó una dinámica de conflicto. Con la apertura de embajadas se transita hacia una normalización”, dijo el analista.

“Generalmente estas normalizaciones implican un reconocimiento de soberanía del pequeño poder y deferencia hacia la jerarquía del gran poder”.

Esta normalización ha posibilitado un diálogo en múltiples temas como la posibilidad de comercio con el sector no estatal cubano, el aumento de las licencias para viajar a Cuba y realizar algunas operaciones de corte financiero y discusión sobre derechos humanos, explicó.

“Se ha ido construyendo una confianza táctica, que puede ayudar a que el gobierno de Cuba coopere y que el gobierno norteamericano, desde la rama ejecutiva, tome medidas que relaje y que vaya abriendo la situación con el embargo y de esa manera dinámica se empiece a cambiar el balance de fuerzas”.