Un hacker a bordo puede alcanzar los sistemas de control, según lo demostró una prueba del FBI.

(CNNMoney)– Sí, los hackers pueden apagar de manera remota el motor de tu Jeep Cherokee 2014. No, ellos no pueden derribar un avión.

Al menos, todavía no. Pero esto solo es cuestión de tiempo.

He aquí el asunto acerca de las máquinas modernas. Todas ellas operan con un código de computadoras. Y cuando las conectamos a internet, podemos enviarles el código desde una computadora a un poco más de 1.609 kilómetros de distancia.

Esta es la razón por la que hemos llegado al punto en que los autos Chrysler pueden ser hackeados por medio de internet. Aviones, trenes, barcos... simplemente son los que siguen en la fila.

Secuestrar o sabotear remotamente un vehículo no es algo nuevo. Solamente se hace más fácil cada día.

Por qué puedes hackear un auto

Los automóviles siempre han sido hackeables. He aquí un hecho poco conocido: al menos desde la década de 1960, tú podías interferir con el mando del automóvil a través de ondas de radio, sobrecargar las bobinas y jugar con algunos componentes electrónicos.

Finalmente, los autos venían con un montón de pequeñas computadoras repartidas alrededor del vehículo... con control parcial de los frenos, el volante y el acelerador. En la década de 1980, venían con un eje que conectaba todas esas computadoras en una única red.

Para la década de 1990, podías entrar en esa red al conectar físicamente una computadora a los cables en el auto.

Pero no fue sino hasta el 2013 que vimos a alguien arrancándola. Dos expertos en seguridad informática, Charlie Miller y Chris Valasek, se convirtieron en los primeros en demostrar cómo un auto podría ser hackeado mientras que estabas sentado en su interior. En ese entonces, ellos tenían que conectar físicamente una computadora portátil al tablero del vehículo.

Los detractores dijeron: No te preocupes. Un hacker no va a estar dentro del auto contigo.

Eso ha cambiado. Los fabricantes de autos ahora colocan módems para internet en sus vehículos, para conectar la información de entretenimiento del tablero a los sistemas de los teléfonos celulares. Los modelos de Audi, GM y Tesla se han convertido en autos AT&T. Los autos Chrysler se comunican por medio de Sprint.

Los fabricantes de automóviles afirmaron que los controles de la computadora sensible de un auto están separados del sistema de información y entretenimiento. Pero esta semana, dos expertos en seguridad hicieron públicos los detalles de cómo pueden entrar al sistema de información y entretenimiento del Chrysler de manera remota y luego saltar hacia los controles básicos del auto.

¿Puedes hackear un avión?

Lo más cerca que alguna vez hemos estado de que un avión fuera hackeado fue en abril. Eso fue cuando el FBI obligó a un experto en seguridad cibernética, Chris Roberts, a hacerlo en un vuelo de United al norte del estado de Nueva York.

Roberts le dijo a CNNMoney cómo –quizá 20 veces– había conectado su computadora a la caja debajo de su asiento de avión y vio datos confidenciales de los sistemas de control. Él no tiene claro si en realidad podía controlar algo desde esa posición.

El truco tenía como objetivo mostrar que los fabricantes de aviones –y las aerolíneas– no están tomando la seguridad informática suficientemente en serio.

Así que, ahora sabemos que un hacker a bordo podría alcanzar los sistemas de control.

¿Pero podría un hacker hacer eso de manera remota? Posiblemente.

Un hacker tendría que abordar un avión, dejar a bordo un dispositivo que esté conectado al avión físico y al wifi durante el vuelo. Entonces, el hacker tendría que enviarle mensajes después.

"Con esas dos cosas, teóricamente podrías llevar a cabo ataques remotos", dijo Roberts el miércoles.

Pero si el rápido ritmo de la tecnología nos ha demostrado algo, es esto: las teorías de hoy son las realidades del mañana.