CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
África

Obama fustiga la discriminación de homosexuales en Kenya

Por Kristen Holmes, Eugene Scott

(CNN) — El presidente estadounidense Barack Obama sermoneó a su homólogo keniano Uhuru Kenyatta por el trato que ese país contra los derechos de los homosexuales.

“Cuando se empieza a tratar a la gente de modo diferente, no por ningún daño que le hagan a alguien, sino porque son diferentes, ese es el camino donde la libertad se empieza a erosionar”, dijo Obama en una conferencia de prensa conjunta con el líder keniano, en Nairobi.

“Y cosas malas suceden”, agregó el mandatario estadounidense.

Bajo la ley keniana, la actividad sexual entre hombres es ilegal y se castiga con hasta 14 años de cárcel.

Obama equiparó la discriminación legalizada de la homosexualidad con el racismo legalizado en Estados Unidos.

“Y cuando un gobierno toma el hábito de la gente tratando a otros diferente, ese hábito se puede extender”, continuó Obama.

“Como un afroamericano, soy dolorosamente consciente de lo que pasa cuando la gente es tratada de forma diferente por ley”, comentó el mandatario estadounidense.

Sin embargo, Kenyatta dijo que aunque Kenya y Estados Unidos comparten muchos valores y metas en común, los derechos de los homosexuales no son uno de ellos.

“El hecho es que Kenya y Estados Unidos comparten tantos valores: un amor común por la democracia, el espíritu emprendedor, valores familiares —estas son algunas de las cosas que compartimos”, dijo Kenyatta.

“Pero hay algunas cosas que debemos admitir que no compartimos. Nuestra cultura, nuestras sociedades no lo aceptan”, puntualizó el gobernante africano.

“Es muy difícil para nosotros ser capaces de imponer a la gente algo que ellos mismos no aceptan. Es por esto que constantemente digo que para los kenianos de hoy el (asunto de los derechos gay) es un ‘no-problema’. Queremos enfocarnos en otras áreas”.

Después de ese comentario, se escucharon algunos aplausos, posiblemente de la audiencia en el lugar.

Obama y Kenyatta hablaron de otros temas también, incluyendo la economía de Kenya, su lucha conjunta contra el terrorismo en la región y la conexión personal de Obama con Kenya, el país de nacimiento de su padre.

Obama, quien visitó Kenya por última vez como senador estadounidense en 2006, se disculpó por no visitar la nación como presidente antes, pero dijo que planeaba regresar después de dejar la Casa Blanca.

“Dadas las demandas del trabajo y la burbuja, no puedo venir aquí y solo moverme en el interior y visitar por una semana y conocer a todo el mundo”, dijo.

El presidente añadió que cuando regrese a Kenya, quiere trabajar en los problemas que afectan a los pobres.