Un dentista estadounidense está en el centro de la polémica por matar a Cecil, el león más querido de Zimbabwe.

(CNN) — El león Cecil murió ilegalmente a manos de un cazador o de varios cazadores extranjeros que pagaron unos 55.000 dólares por ese privilegio, según las autoridades.

Cecil era parte de un proyecto de investigación de la Universidad de Oxford y llevaba un collar de localización por GPS.

Lo sacaron del parque nacional con carnada, le dispararon con una ballesta, lo siguieron por más de 40 horas y luego lo acabaron con un arma de fuego, dijo Johnny Rodrigues, director del Destacamento de Conservación de Zimbabue.

Se dice que le cortaron la cabeza al león de 13 años para llevársela como trofeo y que también se llevaron su piel. Rodrigues dijo a CNN que habían encontrado y confiscado la cabeza y la piel y que los estaban procesando como pruebas.

Rodrigues dijo que se cree que un español mató a Cecil el 6 de julio. Dijo que probablemente habían participado hasta tres cazadores y que hasta el momento no han detenido a ninguno de ellos. Aún no se confirma la nacionalidad de ninguno de los involucrados.

Asociación de cazadores: respeten la investigación en curso

cecil león

El operador del safari quedó arrestado y se fijó la audiencia para el 6 de agosto.

La Asociación de Cazadores y Guías Profesionales de Zimbabue (ZPHGA, por sus siglas en inglés) confirmó a través de una publicación en su página de Facebook, la semana pasada, que el cazador a cargo del safari era uno de sus miembros. La asociación señaló que el líder del safari quedó suspendido indefinidamente.

"El cazador profesional y la empresa para la que trabaja han colaborado con la investigación", señaló la asociación. "La ZPHGA reitera que no tolerará ninguna cacería ilegal ni práctica ilegal alguna por parte de sus miembros y de su personal".

Pidieron a todos que respetaran la investigación en curso y señalaron que no harían más comentarios sino hasta que la investigación terminara.

Al león Cecil le sobreviven unas seis leonas con las que se apareaba regularmente y aproximadamente 24 cachorros, de acuerdo con Rodrigues.