(Crédito: David McNew/Getty Images)

(CNN Español) -  Todd Fassler pensó que su día no podía ser peor después de recibir la peligrosa mordida de una serpiente. Pero pensó mal.

En su caso, el remedio fue peor que la enfermedad: la cuenta por la atención médica que recibió fue de 150.000 dólares, reportó 10News ABC.

El 4 de julio, Fassler intentaba tomarse una selfie con una serpiente cascabel pero el animal lo mordió. El veneno le paralizó el cuerpo.

El costoso antídoto que le aplicaron es la razón de la abultada cuenta: en dos hospitales se les agotó la sustancia por el caso de Fassler. Una dosis suele costar 5.000 dólares, y es un insumo muy escaso, reportó 10News.

El hospital y la compañía aseguradora están en un pleito para determinar el pago final.

https://www.facebook.com/ABC10News/posts/938862002822949