Malasia fue ascendida de categoría, mientras que Tailandia permanece en la lista de los países con peor desempeño. Ambos países son parte de la ruta marítima de contrabando (AFP/Getty Images/Archivo).

(CNN) - Cuba, Kenya y Arabia Saudita están mejorando en la lucha contra el tráfico de seres humanos, mientras que Egipto, Ghana y Bulgaria están empeorando, según el último informe anual del Departamento de Estado de Estados Unidos, el cual califica a 188 países en sus esfuerzos por erradicar el tráfico de personas.

El Secretario de Estado, John Kerry, dice que el Informe sobre la Trata de Personas (TIP, por sus siglas en inglés) tiene como objetivo informar, motivar y empoderar a los activistas en la lucha contra la "industria del tráfico humano" en todos los continentes.

Sin embargo, algunas de las clasificaciones del 2015 son controvertidas y los grupos de derechos cuestionan si la política ha superado esa ambición.

Malasia, por ejemplo, ha sido ascendida de categoría, mientras que Tailandia permanece en la lista de los países con peor desempeño. Ambos países son parte de la ruta de contrabando que utilizan los musulmanes rohingyas que huyen de la persecución en Birmania.

A principios de este año, se encontraron fosas comunes en Malasia que contenían los cuerpos de docenas de migrantes, después de la fecha límite del informe TIP de este año.

El informe asciende a Malasia al Nivel 2 de la Lista de Vigilancia, ya que se encontraba en la peor categoría, Nivel 3, donde fue ubicado el año pasado pues durante dos años consecutivos no tomó las suficientes medidas para abordar el problema.

Esa caída representó una baja de categoría automática, de acuerdo a las normas establecidas por el Departamento de Estado en el 2013, en las cuales se estipula que un país tiene que subir o bajar de categoría después de estar dos años en el Nivel 2 de la Lista de Vigilancia.

Tailandia también fue degradado por la misma razón, pero este año se mantiene en el nivel 3, una aparente discrepancia para los activistas que estaban presionando para que ambos países siguieran en el Nivel 3.

Situación de la trata de personas

El Departamento de Estado de Estados Unidos ubica a los países que toman mayores acciones para luchar contra la trata de personas en el Nivel 1 y a los que menos acciones toman en el Nivel 3. El Nivel 2 incluye una Lista de Vigilancia para los países en peligro de ser degradados al Nivel 3.

Este año, a 18 países se les subió de categoría, mientras que a otros 18 se les degradó. Entre los países a los que se les degradó del Nivel 2 al Nivel 3 de la Lista de Vigilancia se encuentra Belarús, Belice, Burundi, Comoras, las Islas Marshall y Sudán del Sur.

Las sanciones que se les imponen a los países degradados al Nivel 3 quedan a discreción del presidente de Estados Unidos, pero podrían incluir restricciones a recibir ayuda no humanitaria y financiamiento.

Junto a Malasia, entre los países a los que se les ascendió del Nivel 3 de la Lista de Vigilancia está Cuba, la República Democrática del Congo, Papúa Nueva Guinea y Uzbekistán.

Kerry dijo: "Es una batalla contra el dinero. Es una batalla contra el mal. Es evidente que en el 2015 nos enfrentamos a una versión moderna de la esclavitud".

Fosas comunes de migrantes

Hace dos meses, se reveló que en lo profundo de la selva que se encuentra a lo largo de la frontera de Malasia con Tailandia, fueron abandonadas unas prisiones improvisadas en las que según se cree alguna vez los traficantes de seres humanos retenían a migrantes para pedir rescate.

Junto a las jaulas de madera había fosas comunes en las que se cree que estaban los cuerpos de los migrantes de Bangladesh y musulmanes rohingya que huían de Myanmar, también conocido como Birmania.

Anteriormente también se han encontrado escenas macabras similares en campamentos de la selva en Tailandia, tras una serie de incursiones por parte de la policía tailandesa. El viernes, Tailandia anunció que había acusado a 72 personas por delitos de trata de personas y que estaba en búsqueda de otros 32 sospechosos que aún siguen prófugos.

En mayo, Malasia organizó conversaciones con delegados de Tailandia e Indonesia sobre la forma de abordar la creciente crisis de los migrantes que quedan atrapados en los barcos de tráfico de personas cerca de la costa. Malasia e Indonesia acordaron acoger a los migrantes, con la condición de que se les ayudara a reubicarlos en el lapso de un año.

Sin embargo, las redadas, arrestos y las conversaciones se produjeron después de la fecha límite, marzo 2015, para que fuera tomado en cuenta en el informe de este año, lo cual planteará interrogantes en relación a por qué Malasia fue ascendida de categoría, mientras que Tailandia sigue en el Nivel 3.

Los activistas de derechos humanos señalan que Malasia es uno de los países que está en negociaciones con Estados Unidos como parte del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés). Una enmienda a la Ley de la Autoridad de Promoción del Comercio establece que no se puede hacer un acuerdo privilegiado con un país que está en la lista del Nivel 3.

Phil Robertson, subdirector de división de Asia para Human Rights Watch, dijo: "El historial de Malasia en detener la trata de personas durante el año pasado está lejos de ser suficiente para justificar esta actualización de Washington. Los migrantes son objeto de trata y de abusos ​​con impunidad, los cuerpos de las víctimas rohingya están siendo extraídos de tumbas poco profundas en la frontera y las condenas son reducidas año tras año. ¿Cómo puede el Departamento de Estado llamar a esto progreso?

Y agregó: "La discusión sobre Malasia es... un triunfo de un pregonado proceso diplomático escrito más que un impacto. Esta actualización es más sobre el TPP y las políticas de comercio estadounidenses que lo que Malasia haya hecho para combatir la trata de personas en el último año. Lamentablemente, esta acción daña significativamente la credibilidad de un informe que es parte fundamental de los esfuerzos mundiales para combatir la esclavitud".

Antes de la publicación del informe, la Alianza para Terminar con la Esclavitud y el Tráfico (ATEST, por sus siglas en inglés) dijo que cualquier acción para subir de categoría a Malasia sería "puramente política e increíblemente perjudicial para la lucha contra la trata de personas en ese país".

Mientras tanto, el Ministerio de Asuntos Exteriores tailandés emitió un comunicado diciendo que su clasificación "no refleja con exactitud los importantes esfuerzos" realizados a lo largo del año. Dijo que Tailandia "traduce su verdadera voluntad política para luchar contra la trata de seres humanos en políticas prácticas, aplicación efectiva y resultados concretos", refiriéndose al problema como una prioridad nacional.

Añadió que Tailandia ha tomado medidas enérgicas contra bandas de traficantes y funcionarios corruptos; además, que estaba tratando de resolver la esclavitud en la industria pesquera.

Otros cambios notables en la lista de este año:

La promoción de Cuba del Nivel 3 al Nivel 2 de la Lista de Vigilancia se produce tan solo una semana después de la restauración de las relaciones diplomáticas del país con Estados Unidos, las cuales fueron congeladas en 1961.

Después de tres años consecutivos en el Nivel 2 de la Lista de Vigilancia, Kenya —a donde Barack Obama acaba de hacer su primer viaje desde que fue nombrado presidente estadounidense— volvió a estar en el Nivel 2 de la lista. Cumplió con la recomendación del año pasado en cuanto a aumentar el número de procesos judiciales, allanamientos e inspecciones de los posibles centros de trata de personas.

Arabia Saudita también logró dejar la peor clasificación después de hacer progresos en la persecución de los delincuentes y la protección de las víctimas de trata. Sin embargo, según el informe de 2015, este aún no estaba investigando y persiguiendo de "forma proactiva" a los empleadores que retienen los pasaportes y pago de los trabajadores.

En el caso de los países que bajaron de categoría, Bielorrusia ganó un descenso automático al Nivel 3 después de estar dos años en la Lista de Vigilancia, al igual que las Comoras, una isla frente a la costa de África del Este, donde según el informe los niños se encuentran particularmente en riesgo de ser víctimas de trabajo forzado.

El tráfico de niños también se considera un enorme problema en Ghana, el cual bajó al Nivel 2 de la Lista de Vigilancia. El país está listo para recibir 5 millones de dólares en ayuda de Estados Unidos para combatir el problema después de firmar el mes pasado el Child Protection Compact Partnership. Los fondos serán utilizados para perseguir a los delincuentes, rehabilitar a las víctimas y educar al público.

Egipto también fue incluido en la Lista de Vigilancia, tras su deficiente historial para abordar la explotación sexual de mujeres y niños. En el informe de este año se dijo que si bien el país había establecido una línea telefónica nacional de lucha contra la trata, sus esfuerzos para abordar el problema se centraron en ciudadanos egipcios y no en las víctimas extranjeras de la trata.

Considerado un corredor para hombres, mujeres y niños traficados a Europa Occidental, Eslovenia fue degradada del Nivel 1 al Nivel 2. Según el informe, aunque el país estaba tratando de capacitar a los funcionarios del orden público, los procesos judiciales estaban en un mínimo de cinco años y no se ha impuesto ninguna condena en absoluto durante el año.