CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Guatemala

Autoridades en Guatemala investigan a dos soldados que golpearon brutalmente a menores

Por Paula Bravo Medina

(CNN Español) — Un video que empezó a circular en las redes sociales el pasado viernes 31 de julio ha prendido las alarmas entre las autoridades en Guatemala.

En las imágenes se puede observar a dos soldados que golpean repetidamente a dos menores a tal punto que uno de ellos vomita.

El Ministerio Público y la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) abrieron el mismo viernes una investigación en contra de los dos supuestos soldados.

“La investigación llevada a cabo por la Fiscalía de la Mujer y la Niñez y busca establecer la fecha del video, de dónde provino y a qué brigada pertenecen los soldados”, le dijo a CNN en Español Yecenia Enriquez, jefe de comunicación del Ministerio Público de Guatemala.

De igual forma, la pesquisa intenta identificar a las víctimas.

Tanto el Ministerio Público como la PDH se enteraron de la existencia del video a través de los medios y las redes sociales.

“La institución está facultada para abrir expedientes de oficio sin que haya denuncia de un ciudadano”, le afirmó a CNN en Español Luís Pedro Paz, encargado de prensa de la PDH.

Según Paz, cuando se lleva a cabo un procedimiento com este, se solicitan informes circunstanciados a las partes involucradas, en este caso al Ejército de Guatemala.

El Ejército analizó las imágenes y según le dijo el vocero de la institución CNN en Español, el video es real.

“Eso fue el 31 de julio a las 23:30. Ya pudimos identificar a los soldados que realizaban el patrullaje en esa población”, dijo el coronel Hugo Fernando Rodríguez Cifuentes.

“Hemos tomado las medidas administrativas y se emitieron las órdenes correspondientes para establecer la fecha en la que se grabó el video, el lugar donde fue tomado y la unidad militar que se encontraba en el área”, afirmó Rodríguez Cifuentes.

Según el vocero, el incidente ocurrió el pasado 26 de julio a las 9 de la mañana en el municipio San Pedro de Yepocapa en el departamento de Chimaltenango, a unos 90 kilómetros al sudoeste de la capital de Guatemala.

Los soldados pertenecen a la brigada Mariscal Zavala, afirmó Rodríguez Cifuentes

“Este municipio ha tenido varios problemas con conflictividad social, por lo que el Ejército brinda apoyo para vigilar la situación en la población y darle tranquilidad a los habitantes del sector”.

“Lamentamos este hecho aislado y prestamos apoyo para la seguridad que necesita la sociedad guatemalteca”, añadió el vocero del Ejército.

Los soldados ahora enfrentarán un proceso administrativo formal y el Ejército le facilitará la información al Ministerio Público y la Procuraduría de los Derechos Humanos.

Hilda Morales, procuradora adjunta 2 de la PHD, habló con CNN en Español y afirmó que esperan que los implicados “tanto los soldados como las instituciones que hayan tolerado o instruido estos malos comportamientos reciban no solo una sanción de carácter administrativo, sino que el Ministerio Público encamine la investigación para que estas personas reciban una sanción penal”.

Morales habló sobre el acuerdo en Guatemala en el que se establece que para la seguridad de la población se organizan fuerzas combinadas en las que el Ejército brinda apoyo a la Policía Nacional Civil en temas de patrullaje.

“El Ejército está en estas poblaciones por esa razón, pero solo puede acompañar a la Policía, que es la que tiene la autoridad para detener, capturar e iniciar procedimientos en contra de quienes alteren el orden público”, aclaró.

“Sin embargo, en este caso vemos un uso desmedido de la fuerza por parte del Ejército, algo intolerable. Por eso le vamos a pedir información a la Policía Nacional Civil para que diga cuál fue el papel que jugó, si estuvo presente y si estos soldados estaban con alguna patrulla”, añadió Morales.

Aún no se conoce información sobre los menores o su estado por lo que la PHD continuará investigando. “No sabemos si están detenidos u hospitalizados. En vista de lo brutal del ataque deben estar muy golpeados”, afirmó la procuradora adjunta y reiteró el llamado de la Procuraduría de los Derechos Humanos para que cambien estas actitudes violentas y se hagan las sanciones correspondientes para que casos como estos no se vuelvan a presentar.