CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Vive el golf

Tiger Woods tropieza en el campo durante evento del tour PGA

Por Paul Gittings

(CNN) — El sábado es conocido por ser un día para avanzar en los torneos de los majors de golf. El problema en el caso de Tiger Woods es que el retrocedió, mientras que el optimismo generado por su excelente juego en las dos primeras rondas de la Quicken Loans National desaparecieron rápidamente.

El exnúmero uno del mundo inició su tercera ronda a solo tres golpes del líder con la esperanza de avanzar frente a un importante desafío luego de las recientes decepciones, entre ellas el no pasar el corte en el Abierto Británico.

Con un resultado de 74, tres sobre par, en la tercera ronda lo hizo terminar en esa posición.

Eso dejó al golfista de 39 años de edad, a nueve detrás de los líderes, Troy Merritt y Kevin Chappell, quienes están a 14 bajo par y empatados en el puesto 42.

Rickie Fowler está en tercer lugar, con 13 bajo par, mientras que espera agregar esta temporada a sus dos victorias en torneos.

Cómo lo habría hecho Woods si hubiera tenido la inspiración que encontró Merritt, quien obtuvo un resultado récord de 61, 10 bajo par, en el campo Robert Trent Jones en Virginia.

Sin embargo, para un bogey seis en el octavo y un putt en el último hoyo, el cual llegó cerca del agujero pero falló, él podría haber superado el récord mágico de 60 y establecer una mejor marca para las salidas posteriores.

Woods estuvo desviado del tee desde el principio, enviando sus drives hacia cualquiera de los lados de la calle y solo un juego milagroso de recuperación le permitió nivelar un par para el día hasta que logró dropear en el octavo hoyo.

Los demás golpes tuvieron lugar cuando hizo un doble bogey en el hoyo corto 11 y anotó un bogey en el 13, pero Woods al menos mostró sus conocidas cualidades de esfuerzo con sus birdies consecutivos en el hoyo 15 y el 16, en el que estuvo a punto de lograr un hoy en uno.

Después de encontrar el obstáculo de agua en el último hoyo, Woods jugó un increíble golpe de recuperación cerca de la tribuna para salvar un bogey y terminar al menos con un punteo alto.

El 14 veces ganador de los majors tendría la esperanza de volver a encontrar la forma más consistente –que antes le permitió anotar 68 y 66 en las dos primeras rondas– mientras compite para mejorar su posición en la tabla de posiciones de la FedEx Cup.

Woods actualmente está en el puesto No. 189 y solo los primeros 125 clasifican para el lucrativo final de los torneos de la temporada.

El novato del major, Ko Jin-Young, lleva la delantera

Mientras tanto, el Abierto Británico Femenino en Turnberry parece estar listo para un emocionante día final, ya que un puñado de golfistas sigue compitiendo en el major.

Ko Jin-Young de Corea del Sur y la china Teresa Lu, de Taipéi, lideran el torneo con ocho bajo par, luego de que ambas anotarán obtuvieran un resultado de 60, tres bajo par, en condiciones variables en el campo escocés tipo links.

Suzann Pettersen, de Noruega, quien de forma repentina quedó como líder, enfrentó un día frustrante en el que anotó un par 72 para quedar uno atrás después de tres rondas.

Mika Miyazato de Japón se encuentra seis bajo par, con un impresionante grupo de tres, en el que está la número uno del mundo, Inbee Park, la estrella adolescente Lydia Ko de Nueva Zelanda y Minjee Lee, de Australia, todas con cinco bajo par.

Ko Jin-Young, cuatro veces ganadora en el Tour de Corea, está jugando su primer major; ella nunca antes había estado en Escocia y solo contaba con una ronda de práctica.

“Hoy he logrado un muy buen puntaje y nunca pensé que estaría liderando un torneo tan importante”, dijo la sorpresa del torneo de 20 años de edad.