(CNN Español) - Según los líderes de la marcha indígena en Ecuador, cada vez se unen más simpatizantes al levantamiento que comenzó el pasado 2 de agosto desde la Amazonía y que este lunes llegará a Quito.

Los indígenas tienen una lista numerosa de exigencias: mejoras en la educación bilingüe, acceso a la salud, políticas que reactiven la producción agrícola, entre otras.

El gobierno ha planteado 16 enmiendas a la Constitución, sugiere cambios en varios organismos de control, en las funciones de las Fuerzas Armadas y, tal vez el punto más polémico, la reelección indefinida.

Durante los últimos días, el presidente Rafael Correa ha rechazado las marchas indígenas y el paro anunciado, ha dicho que ningún gobierno ha servido mejor a los grupos minoritarios y de trabajadores, incluso en estos días ha modificado varias normativas que incomodaban a diferentes sectores sociales.

Pero eso no ha bajado el tono de los reclamos.

Los manifestantes dicen que sus protestas no tienen relación con la aprobación de una ley o la modificación de un artículo, exigen que se retiren definitivamente las enmiendas constitucionales propuestas por el gobierno.

Dicen que llegarán a Quito y se quedarán allí hasta obtener una respuesta oficial.