Kim Chambers comenzó a nadar en 2009 para rehabilitarse de un accidente en el que casi pierde una pierna.

(CNN)– La neozelandesa Kim Chambers se convirtió en la primera mujer en terminar una travesía récord de 48 kilómetros nadando desde las Islas Farallon al Golden Gate de San Francisco.

Le tomó 17 horas y 12 minutos completar la travesía, notoriamente fría y difícil.

"Estoy completamente abrumada", dijo Chambers, de 38 años. "Es algo que he querido durante mucho tiempo."

Chambers, que no usaba traje de neopreno, estaba escoltada por dos barcos que transportaban a su tripulación y a su madre, que le daba alimentos y agua.

"Fue muy difícil nadar", dijo Chambers. "Me sentía muy enferma en el medio de la noche. Y no podía retener ningún alimento y lo que en realidad sentía es que había terminado porque me tengo que alimentar cada 30 minutos y no podía retener nada en el estómago".

Antes de esto, solo cuatro hombres completaron esa travesía.

El mes pasado, un hombre que trataba de nadar el mismo tramo tuvo que abandonar su intento después de encontrarse con un gran tiburón blanco.

Chambers comenzó a nadar en 2009 para rehabilitarse de un accidente en el que casi pierde una pierna, según su sitio web.

Es la sexta persona, y la tercera mujer, en completar el Ocean's Seven, una colección de desafíos de natación de larga distancia, que incluye el Canal de la Mancha, el estrecho de Cook, el Estrecho de Gibraltar y el Canal del Norte.