CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

Hillary Clinton entregará su servidor privado de correo electrónico al Departamento de Justicia

Por Elise Labott

(CNN) — Hillary Clinton instruyó a su abogado a entregar al Departamento de Justicia su servidor privado de correo electrónico y una unidad de disco con todos sus correos electrónicos relacionados con su trabajo, en un esfuerzo por mitigar una creciente investigación sobre el uso de correo electrónico privado.

Clinton, quien lidera entre los aspirantes demócratas a la presidencia, “ordenó a su equipo dar su servidor de correo electrónico que usó durante su permanencia (como secretaria de Estado) al Departamento de Justicia, así como una unidad de disco que contienen copias con sus correos electrónicos ya enviados al Departamento de Estado”, dijo su vocero Nick Merrill a CNN.

“Ella prometió cooperar con la investigación del gobierno y si hay más preguntas, ella continuará abordándolas”, agregó.

Merrill dijo que el equipo de Clinton “ha trabajado con el Departamento de Estado para asegurarse que todos sus correos sean almacenados de una forma protegida”.

El FBI, que está investigando el asunto, se negó a comentar la noche del martes. David E. Kendall, abogado de Clinton, no respondió de inmediato mensajes en busca de comentarios.

Para Clinton, la decisión -que republicanos como el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, habían pedido durante meses- indica que su campaña ve un riesgo cada vez mayor en el asunto del uso de un servidor de correo electrónico privado, lo que ha avivado las preocupaciones sobre su confiabilidad.

Desde que se conoció que Clinton tenía un servidor privado en su casa de Chappaqua, Nueva York, la aspirante había insistido en que ella ya había entregado todos sus mensajes de correo electrónico relacionados con el trabajo para el Departamento de Estado y eliminado el resto, pero no que entregaría su servidor al gobierno.

A Clinton no le han favorecido encuestas que muestran que más estadounidenses – por un margen de unos 20 puntos porcentuales – dicen que ella no es confiable, sobre los que dicen que ella es de fiar. A finales de julio, una encuesta de CNN/ORC encontró que el 58% de todos los votantes registrados dicen que es muy importante que el próximo presidente sea honesto y digno de confianza.