CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Historias Humanas

Pareja francesa que murió en el desierto le dio más agua a su hijo

Por Ralph Ellis

(CNN) — Una pareja de franceses que murieron mientras hacían una excursión en un desierto de Nuevo México bajo una temperatura de 37º C podría haber mantenido a su hijo de 9 años con vida al darle raciones adicionales de agua, dijo el alguacil del condado de Otero, Benny House.

Ornella Steiner, de 51 años, y David Steiner, de 42, de Borgoña, Francia, fueron encontrados muertos la semana pasada frente a un sendero en el Monumento Nacional White Sands, un parque de desierto amplio y sin árboles, a más o menos 363 kilómetros de Albuquerque.

Su hijo fue encontrado deshidratado pero vivo junto al cuerpo de su padre, dijo House, y al parecer desconocía que su madre ya había muerto.

Aunque los padres no llevaban suficiente agua para la excursión, ellos le dieron al niño más agua de la que ellos tomaron, dijo House.

“Los padres tomaban un sorbo y le daban dos”, le dijo House a KVIA, afiliada de CNN. “Estoy seguro de que este factor contribuyó a que saliera bien”.

No se han completado las autopsias, pero las muertes parecen estar relacionadas con el calor, dijo el alguacil. La abuela del niño voló desde Francia hasta Albuquerque para cuidar de él. Las autoridades no han dado a conocer su nombre.

“Fue la tormenta perfecta para esta familia. Empezaron la caminata con dos botellas de agua de 20 onzas. Cuando llegamos, no había más agua en las botellas”, dijo House. El boletín informativo del parque aconseja que los excursionistas lleven 1 galón (128 onzas) de agua por persona.

La familia Steiner aparentemente viajó al parque de 712 kilómetros cuadrados el martes pasado para admirar la mística belleza de las dunas blancas que parecen olas.

Las temperaturas superaron los los 37 grados ese día, algo que es normal para principios de agosto, dijo Marie Sauter, la superintendente del parque.

“No hay sombra”, dijo. “No hay donde cubrirse. Estás afuera expuesto al sol, al viento, al calor, al reflejo del sol sobre la arena blanca. Es un fuerte ambiente desértico”.

Ornella Steiner, de 51 años, y David Steiner, de 42, eran oriundos de Borgoña, Francia.

Ornella Steiner, de 51 años, y David Steiner, de 42, eran oriundos de Borgoña, Francia.

Se desviaron del camino

La familia partió más o menos al medio día de Alkali Flat Trail, un circuito cerrado de 7,4 kilómetros marcado solamente por postes clavados profundamente en la arena de yeso.

Después de caminar aproximadamente 1,6 kilómetros, se salieron del sendero y ya sea rodaron o se cayeron por la duna, dijo House. El alguacil dijo que no sabe si fue accidental o no.

Por lo que el niño le dijo a los investigadores, a la madre, quien no se sentía bien, le empeoró una lesión que había sufrido antes en la rodilla. Se dirigió de nuevo al punto de partida, pero solo logró caminar unos 91 metros antes de colapsar, dijo House.

Los empleados de servicio del parque que patrullaban el lugar encontraron a la madre muerta más o menos a las 5 p.m. Luego de revisar su cámara, el oficial vio fotos de un hombre y un niño en la entrada del parque y amplió la búsqueda.

Los equipos de búsqueda encontraron a David Steiner más o menos 45 minutos más tarde. El niño estaba al lado del cuerpo de su padre.

“No estaba llorando”, dijo House, pero “estaba deshidratado y por supuesto, estaba afectado”.

Después de separarse de Ornella Steiner, David Steiner y su hijo aparentemente siguieron caminando otros 600 metros; seguían fuera del sendero y desconocían el colapso de la madre, dijo el alguacil. Entonces el padre colapsó.

Por medio de un intérprete, el niño dijo que su padre estaba confundido y había “perdido los modales”, dijo el alguacil. House dijo que parece que el padre estaba desorientado, un síntoma común del golpe de calor, de acuerdo con los CDC.

Su lengua estaba inflamada y repetidamente le decía a su hijo que “el camión estaba justo ahí arriba”, aunque habían caminado más de 1,6 kilómetros por el sendero, dijo el alguacil.

El chico fue trasladado a un hospital y se les notificó a los funcionarios consulares franceses, dijo House. Pero el niño no hablaba inglés, así que mientras tanto, la oficina del alguacil encontró una intérprete, la madre de la novia de un oficial, quien habla francés con fluidez.

Las muertes de los Steiner fueron la tercera y cuarta que ocurre en el parque en los últimos 10 años, informó la oficina del alguacil a KVIA, afiliada de CNN.

El alguacil dijo que piensa que los Steiner no estaban preparados para el calor y el sol con el que se encontraron.

“Creo que subestimaron el desierto”, dijo.