CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Sociedad

Pastelerías no pueden negar el servicio a parejas gay en Colorado, según tribunal

Por Jason Hanna

(CNN) — Un tribunal de apelaciones dictaminó este jueves contra el dueño de una pastelería en Colorado que rehusó hacer un pastel de bodas para una pareja de personas del mismo sexo y rechazó, entre otras cosas, su negación de haber discriminado a la pareja por ser homosexuales.

La decisión del tribunal de apelaciones de Colorado afirma la decisión anterior de una comisión respecto a que Masterpiece Cakeshop en Lakewood y su propietario, Jack Phillips, violaron la ley de Colorado contra la discriminación cuando él se negó a hacer un pastel para la recepción de la boda de Charlie Craig y David Mullins en el 2012.

Phillips, un cristiano, argumentó que su negativa para hacer el pastel estuvo basada en su creencia religiosa en oposición al acto del matrimonio de personas del mismo sexo –una posición que él afirma que está protegida constitucionalmente– y no en base a una oposición a su orientación sexual.

La ley en Colorado prohíbe que los lugares donde se presta un servicio público a las personas se rehúsen a atenderlas en base a su orientación sexual.

Phillips argumentó que él no se rehúsa a prestarle un servicio a las personas homosexuales, y le dijo a Craig y a Mullins que su negocio les vendería cualquier producto de repostería, con la excepción de un pastel de bodas. El tribunal de apelaciones rechazó la postura de Phillips.

“Concluimos que el acto del matrimonio de personas del mismo sexo está estrechamente relacionado con la orientación sexual de Craig y Mullins, y por lo tanto, un juez inicial no se equivocó cuando consideró que la negativa de “Masterpiece” para hacer una pastel de bodas para Craig y Mullins fue ‘debido a su orientación sexual'”, dictaminó el tribunal.

Además, el tribunal de apelaciones desestimó los argumentos de Phillips en cuanto a que sus derechos de la Primera Enmienda a la libertad de expresión y a la libertad del ejercicio de la religión estaban siendo violados.

El dictamen del jueves sostiene el fallo de la Comisión de Derechos Civiles de Colorado del 2014 que dice que Phillips debe crear pasteles para celebraciones de personas del mismo sexo, reentrenar a su personal y presentar informes trimestrales durante dos años a fin de confirmar que la panadería no rechaza a los clientes porque son gais o lesbianas.

Jeremy Tedesco, abogado de Phillips, asesor jurídico senior de Alliance Defending Freedom (Alianza por la defensa de la libertad), dijo que Phillips consideraría otras opciones legales.

Phillips argumentó que obligarlo a hacer pasteles de boda para matrimonios de personas del mismo sexo lo obliga a transmitir un mensaje de celebración respecto a la ceremonia, lo cual entra en conflicto con sus creencias religiosas.

El tribunal no estuvo de acuerdo.

“El hecho de que Masterpiece le venda un pastel de bodas a una pareja de personas del mismo sexo no necesariamente lleva a un observador a concluir que la panadería apoya la conducta de su cliente”, dictaminó el tribunal. “El público no tiene manera de saber las razones por las que Masterpiece decidió servir o negarse a servir a una pareja de personas del mismo sexo”.

Ria Tabacco Mar, una abogada de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) que representa a los demandantes en el caso de Colorado, le dijo a CNN el mes pasado que la protección de la igualdad es mayor que cualquier reclamo de libertad de expresión.

“Lo que aquí realmente está en juego es la conducta de la pastelería en cuanto a vender ciertos productos a los clientes heterosexuales y luego negarse a vender esos mismos productos a clientes gais y lesbianas”, dijo.

Tedesco, el abogado de Phillips, dijo el jueves que el gobierno tiene el deber de proteger la libertad que tienen las personas de elegir sus creencias “en lugar de obligarlos a adoptar las convicciones del gobierno”.

“Jack simplemente ejerció la libertad estadounidense tan largamente apreciada de negarse a usar sus talentos artísticos para promover un mensaje con el que no está de acuerdo. El tribunal se equivoca al negarle a Jack sus libertades fundamentales”, dijo Tedesco.

William J. Cadigan y Sara Weisfeldt contribuyeron con este reporte.