(CNN) – Desde múltiples selfies hasta tomas instantáneas de sus amigos famosos, el mundo de Andy Warhol ha sido ingeniosamente documentado a través del lente de su cámara Polaroid.

Ya sea relajándose en Venecia, Italia con personajes de la talla de Yves Saint Laurent y Bianca Jagger o momentos de tranquilidad del mismo artista, cada imagen comparte una mirada poco común sobre la vida de Warhol como creativo.

Libre de ‘me gusta’ y filtros, una vistazo a las series Polaroid de Warhol nos lleva más allá de las pantallas de Instagram y nos adentra a su propio diario visual.

Cómo decía el propio artista: “Una fotografía significa que yo sé dónde estaba cada minuto. Por eso tomo fotos. Es un diario visual”.