(CNN Español) - Varios sectores de la sociedad civil guatemalteca están molestos con el Congreso, después de que el legislativo decidiera no despojar de inmunidad al presidente Otto Pérez Molina, por lo que no podrá ser investigado por supuestos actos de corrupción.

Varios ciudadanos llegaron en las primeras horas de la mañana al palacio de gobierno a expresar su rechazo a la decisión del Congreso.

Pero la clase política también reaccionó. "Nos causa indignación; el pueblo de Guatemala está esperando respuestas efectivas del Congreso de la República y la renuncia de Otto Perez Molina la han pedido”, dijo Nineth Montenegro, diputada del partido Encuentro por Guatemala.

“Esto no era ni siquiera es la renuncia, sino que se le quitará el derecho de antejuicio para que se sometiera como cualquier ciudadano a la justicia”, añadió Montenegro.

Pérez Molina siempre se ha desvinculado de las acusaciones y ha defendido siempre que no es responsable de actos de corrupción de otros funcionarios.

El vocero presidencial dijo que se trata de "una buena noticia: a todos los guatemaltecos nos debe satisfacer porque viene dentro del marco de la democracia y era un caso que no se había dado en el pasado reciente".

En entrevista con Patricia Janiot, Ortega señaló que "la coyuntura nos permite decir que estamos consolidando el proceso democrático".

Sobre las manifestaciones, Ortega aseguró "respetamos y protegemos el derecho de la ciudadanía a la libre expresión".

"Todos los gobiernos tienen luces y sombras; es prematuro decir lo bueno y lo malo de este", concluyó.

El antejuicio contra el presidente había sido solicitado por el diputado Amilcar Pop a raíz de la presunta vinculación de funcionarios cercanos al presidente con actos de corrupción.

El más conocido de ellos es el denominado La Línea, una red que presuntamente desfalcaba al fisco a través de las aduanas y cuyo presunto cabecilla era el secretario privado de Roxana Baldetti, Juan Carlos Monzón, ahora prófugo.

Este caso le costó el puesto a Baldetti que tuvo que renunciar, pese a que se declara inocente.

Con información de Patzy Vásquez