Solitaire
Los populares juegos de computador que venían con la plataforma de Windows a principios de los 90 no eran simples centros de entretenimiento, sino una manera de familiarizar a los usuarios con las novedades del sistema operativo. (Crédito: Microsoft Solitaire Collection)

(CNN Español) - Los juegos digitales de Windows son probablemente algunos de los más populares entre la generación de usuarios de computadores de los años 90.

Solitario, Buscaminas, Carta Blanca y Corazones son algunos juegos con los que tal vez muchas personas 'ocuparon' horas de trabajo a diario… Pero, ¿cuál fue el verdadero propósito de la compañía para crearlos?

Según un artículo publicado por el blog ‘Mental Floss’ estas aplicaciones fueron creadas con un propósito que iba más allá del entretenimiento: el aprendizaje de la plataforma Windows y el uso del ratón, un accesorio tecnológico que apenas ingresaba al mercado.

Solitario: arrastrar y soltar

En primer lugar, la intención de ‘Solitario’, un popular juego de cartas individual, le ayudó a toda una generación de usuarios que estaban acostumbrados a manejar el computador solamente con el teclado, a usar el ‘mouse’. Con este juego aprendieron a “arrastrar y soltar” objetos en las pantallas de sus ordenadores, según lo explica el blog.

“El hecho de que hoy en día continuemos 'arrastrando y soltando', sugiere que el invento funcionó muy bien”, dice James Hunt, creador del post.

Solitario

El objetivo de 'Solitario' era organizar todas las cartas en las casillas de arriba, según tipo y color, haciendo el menor número de movimientos posibles. (Crédito: Microsoft Solitaire Colection)

Por su parte, Buscaminas, el “rompecabezas lógico” que apareció por primera vez en la versión Windows 3.1. en 1992, tenía como objetivo enseñar a usar el botón secundario del mouse y “fomentar la velocidad y la precisión del movimiento del ratón”, de acuerdo con el medio.

Buscaminas

En este juego había que destapar cuidadosamente las celdas para evitar encontrar una mina y hacer "estallar" todo el tablero. (Crédito: Microsoft Solitaire Colecction)

Pero hay más.

El juego de Corazones, que a simple vista sería otro juego de cartas de la plataforma 3.1, fue una manera de mantener a la gente interesada y sorprendida con las capacidades de conectividad del nuevo sistema Operativo. Este juego se podía jugar entre usuarios conectados a través de una red.

Y finalmente, Carta blanca, otra de las apuestas de “entretenimiento” de Windows en aquel entonces, sirvió como una prueba oculta del sistema operativo de la versión 3.1.

“Si la capa del procesador se instalaba incorrectamente, Cartablanca no se iniciaba. Así que lo que pensabas que era un juego era realmente una prueba oculta en los sistemas de software”, señala Mental Floss.