CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Chile

Autoridades en Chile monitorearán las calles con globos aerostáticos

Por Felipe Guler

(CNN Español) —  Un inédito sistema de seguridad ha comenzado a circular por algunas calles de Santiago de Chile. Se trata de globos aerostáticos que desde 150 metros de altura pretenden monitorear la ciudad y así frenar una ola de violentos asaltos que ha afectado en los últimos mesas a las comunas de Lo Barnechea y Las Condes.

Cada globo tiene 5 metros de diámetro, es blindado contra balas y proyectiles y sostiene una moderna cámara de vigilancia que permite una visión de 360 grados en un diámetro de 30 cuadras. Cada unidad tiene una capacidad de vuelo de 48 horas de forma autónoma, apuntador láser y puede reconocer personas y vehículos a kilómetros de distancia.

“Son cámaras aéreas de televigilancia que vigilan en 360 grados y 24 horas al día, en la noche con una cámara térmica que detecta el calor de las personas y el movimiento”, dice Felipe Guevera, alcalde de Lo Barnechea

“Esperamos que sirva para prevenir los delitos pero también para vigilar de mejor manera el espacio público”, añade.

Foto: Felipe Guler

Foto: Felipe Guler

Entre ambas comunas se han invertido cerca de 500 mil dólares considerando el arriendo de los globos, el pago de los operadores y la mantención por 5 años. Todas las estaciones funcionan 24/7 y son operadas exclusivamente por mujeres ya que según aseguran tienen mejor concentración para monitorear las calles sin distraerse.

La privacidad y el alto costo de este programa de vigilancia ha sido criticado por diversos expertos. Para Alejandra Mohr, coordinadora del Centro de Estudios de Seguridad Ciudadana de la Universidad de Chile se requieren demasiados recursos de operación para que efectivamente este globo sirva como un mecanismo de prevención del crimen.

Foto: Felipe Guler

Foto: Felipe Guler

“Aún cuando su capacidad panorámica sea muy grande no puede estar mirándose todo simultáneamente. Necesariamente tienes que estar concentrado en un punto específico. Entonces, la probabilidad de que en ese punto específico donde está concentrada la observación ocurra un delito para que tu puedas desencadenar dispositivos de persecución es bastante reducida”, señala Mohr.

Las autoridades responsables aseguran que el único fin de estos globos aerostáticos es monitorear y que la intimidad de las personas no está en juego ya que las imágenes solo serán utilizadas por profesionales responsables. Mientras tanto, este verdadero “ojo vigilante” sigue registrando los movimientos de los chilenos desde el cielo.