CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Salud

Informe de CNN sobre hospital de Florida lleva al cierre de programa de cirugía pediátrica

Por Elizabeth Cohen

(CNN)–  St. Mary’s Medical Center en Florida anunció el lunes que cerraría permanentemente su programa de cirugía cardiotorácica pediátrica.

La decisión se da tras una investigación de un año que llevó a cabo CNN, la cual descubrió que del 2011 al 2013, el programa presentó una tasa del 12.5% de mortalidad para las cirugías de corazón abierto, la cual es tres veces el promedio nacional.

Al menos nueve bebés murieron después de ser sometidos a una cirugía de corazón en el hospital desde que inició el programa en el 2011. Un décimo bebé quedó paralizado.

Las cirugías y las muertes continuaron incluso después de que en junio del 2014 el presidente de un panel estatal de expertos recomendara que en el St. Mary’s se dejaran de hacer cirugías de corazón en bebés menores de 6 meses y que se dejaran de hacer cirugías complejas de corazón en todos los niños.

“Nos sentimos orgullosos del trabajo que se ha hecho y de las vidas que han sido salvadas. Esta es la decisión del hospital y no fue tomada con base en una decisión o recomendación del estado de Florida o de alguna agencia regulatoria”, dijo el hospital West Palm Beach en una declaración que fue obtenida el lunes por un medio de noticias local.

El St. Mary’s continuó: “La inexactitud de los informes de los medios de comunicación en cuanto a nuestro programa han hecho que sea significativamente más desafiante lograr un volumen sostenible en nuestro programa. En este momento sentimos que lo mejor es enfocarnos en otros servicios que nuestra comunidad necesita”.

Después de que la investigación de CNN fue publicada, el hospital emitió una declaración diciendo que los cálculos de mortalidad de CNN eran “incorrectos”, “exagerados” y “completamente erróneos”, y que la tasa de mortalidad adaptada al riesgo estaba dentro del rango promedio para los programas de cirugías pediátricas de corazón a nivel nacional.

Después, el hospital también dijo que lanzaría una revisión integral de su programa pediátrico de cirugía cardíaca y que no programaría ningún caso electivo de cirugías pediátricas cardiacas por problemas congénitos hasta que la revisión se hubiera completado.

Las llamadas que se hicieron el lunes al hospital en busca de comentarios no fueron respondidas de inmediato.

John Bonifield y Dana Ford contribuyeron con este reporte.