CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Héroes de CNN

‘¡Acción!’ Jóvenes de barrios marginados aprenden cómo incursionar en la industria de Hollywood

Por Marissa Calhoun

Los Ángeles (CNN) — Fue como una escena de una película muy importante: una ciudad en llamas mientras que una multitud de jóvenes revoltosos tomaban las calles en señal de protesta.

Excepto que en este caso, era una realidad.

Mucho antes de los levantamientos en las calles de Ferguson o Baltimore, los disturbios de Los Ángeles en 1992, a raíz de la primera sentencia en el caso de Rodney King, tuvieron un innegable efecto en la juventud urbana de la ciudad.

“Los jóvenes fueron el foco principal de los disturbios”, recuerda Fred Heinrich, un editor cinematográfico desde hace mucho tiempo, quien presenció los disturbios desde su casa en Los Ángeles. “Creo que estaban frustrados porque se sentían desatendidos. Cuando vi toda esta violencia, le dije a mi esposa: ‘Debe haber algo que podamos hacer'”.

Un reciente informe publicado por el Centro de Estudios Afroamericanos de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) destaca la falta de contratación de minorías en Hollywood, un vacío en el que Heinrich ha estado trabajando durante años a fin de que eso cambie.

La organización sin fines de lucro de Heinrich, ‘Inner-City Filmmakers’, ofrece capacitación laboral práctica gratuita y empleos para jóvenes de minorías con bajos ingresos, dándoles un mayor acceso a la industria del cine y la televisión.

“Escritura de guiones, dirección, cámaras, edición, producción, casting, ellos aprenden todas estas habilidades”, dijo Heinrich. “No habría podido enseñarles a ser panaderos o fontaneros ni nada de eso. …Lo que sí sé es cinematografía. Así que recorrí la ciudad con el fin de buscar juventud prometedora”.

Desde 1993, ‘Inner-City Filmmakers’ ha ayudado a más de 600 jóvenes en el condado de Los Ángeles.

CNN habló con Heinrich sobre sus esfuerzos para diversificar la fuerza laboral de Hollywood. A continuación encontrarás una versión editada de la conversación.

CNN: ¿Cómo es para un estudiante, el participar en el curso intensivo de verano que tu organización sin fines de lucro ofrece?

Fred Heinrich: La gente ha descrito nuestro programa de verano como un campo de entrenamiento.   Se espera que los estudiantes asistan seis o siete días a la semana durante las ocho semanas del curso. Nuestro programa es duro. Y tiene que ser duro porque la industria es difícil. Hay tanta competencia que si no estás preparado, simplemente te hundes.

Contratamos a profesionales de la industria para enseñar diferentes clases de cinematografía. Llevamos a oradores invitados como camarógrafos y directores de cine para que compartan sus conocimientos con nuestros jóvenes. Hacemos esto para que nuestros chicos puedan decidir cuál creen que es su conjunto de habilidades y reducir las opciones en cuanto a qué trabajos les gustaría desempeñar en la industria.

Llevamos a los estudiantes a giras de campo para que visiten estudios cinematográficos como Universal Studios, Warner Bros. y Sony. Al final de las ocho semanas, cada estudiante crea su propia película con otros estudiantes del programa, como un equipo. Existe una sensación de orgullo y logro. Sabemos que muchos padres les dicen a sus hijos: “Nunca vas a lograr triunfar en el negocio del cine”. Pero muchos de nuestros chicos han llegado a ser muy exitosos.

CNN: ¿Qué tipo de éxito han alcanzado tus estudiantes?

Heinrich: Muchos de nuestros exalumnos van a la universidad. Algunos envían su solicitud de ingreso y asisten a la escuela de cine con una beca para continuar sus estudios en ese campo.   Muchos de los que se gradúan de nuestro programa actualmente están trabajando en el negocio.

Les ayudamos a encontrar empleos y un lugar para hacer sus prácticas a través de nuestros contactos con personal de los estudios, y también ayudamos a nuestros alumnos a obtener acceso a los sindicatos de la industria de la producción cinematográfica. Es importante contar con acceso a los sindicatos porque ahí es donde encuentran los empleos bien remunerados.   Ahí es donde están protegidos de ser sobrecargados de trabajo y ser mal remunerados.

Sin embargo, lo que es realmente sorprendente es que algunos de nuestros estudiantes son profesionales de la industria nominados al Óscar y ganadores del premio Emmy. Simplemente es increíble.

CNN: La diversidad en Hollywood, o la falta de la misma, ha sido un tema candente últimamente. ¿Por qué crees que es una conversación importante?

Heinrich: La población diversa en este país está creciendo y esa es la audiencia que estos cineastas tienen que satisfacer. Tenemos que satisfacer las necesidades de una creciente población latina y un crecimiento real de asiáticos en este país. Necesitamos más películas para una creciente audiencia afroamericana de clase media. A decir verdad, incluso alguien como yo —quiero decir, que he visto que todas estas películas están dirigidas a blancos— quiere saber qué es lo que emociona a la gente.

Pero más allá de eso, esto tiene que ver con empleos y acceso. La mayoría de nuestros estudiantes creen que es demasiado difícil ingresar. Estamos ahí para tratar de ayudar a convencerlos de que ese no es el caso. Estamos buscando un futuro más diverso para nuestros estudiantes en Hollywood y ellos lo están logrando.

CNN: ¿Qué consejo le darías a un joven que busca entrar en la industria del cine?

Heinrich: Este negocio es muy competitivo. Sin duda es importante que tengas acceso a una red. Con el fin de ser lo más competitivo posible, tienes que asegurarte de que conoces a las personas que están proporcionando los empleos y que sepan quién eres, y que cultives esa relación de forma continua.

Creo que mucha gente piensa sobre Hollywood de una forma un tanto negativa, porque sienten que a mucha gente le prometen empleos y estos no llegan a materializarse. Sin embargo, no tiene por qué ser así. La gente tiene que —una vez que logran entrar— sobresalir cuando ya está dentro.

Creo que una vez conté cuánto tiempo estuve sin empleo durante mis años de trabajo. En los 40 años que he trabajado, creo nunca estuve sin trabajo por más de un mes. Así que dale a la gente lo que quiere y seguirá recurriendo a ti.

¿Quieres participar? Dale un vistazo a la página web de Inner-City Filmmakers en www.innercityfilmmakers.com y entérate de cómo puedes ayudar.