CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Arte

Desde una cabeza hecha de sangre a un busto de oro de Kate Moss. ¿Qué es lo nuevo de Marc Quinn?

Por Fiona Sinclair Scott

Londres (CNN) — Hace veinticinco años, Marc Quinn hizo un molde de su cabeza con su propia sangre congelada. Esta es la clase de cosas que atrae la atención. Pronto se unió a la asociación libre de “Jóvenes Artistas Británicos” emergentes –como Tracy Emin y Damien Hirst– conocidos por sus obras de arte provocativas y, en su momento, impactantes.

En el período transcurrido, Quinn ha acumulado un cuerpo de trabajo que a menudo se preocupa por el propio cuerpo, incluyendo “Siren», una escultura sólida de oro de la supermodelo británica Kate Moss; “Alison Lapper Pregnant”, una estatua de mármol de quince toneladas de Alison Lapper, discapacitada y en avanzado estado de gravidez; y “Planet”, una gigantesca escultura de un bebé recién nacido.

"Siren" por el artista británico Marc Quinn en la apertura de la exhibición "Statuephilia” dedicada a artistas contemporáneos, en el Museo Británico en Londres, 2008. (Crédito: Leon Neal/AFP/Getty Images)

«Siren» por el artista británico Marc Quinn en la apertura de la exhibición «Statuephilia” dedicada a artistas contemporáneos, en el Museo Británico en Londres, 2008. (Crédito: Leon Neal/AFP/Getty Images)

Ahora Quinn revela dos nuevas obras en un espectáculo titulado: “The Toxic Sublime” en el White Cube Bermondsey de Londres, su primera exposición en la galería en cinco años.

Aunque antes cuando él empezó, Instagram podría haber parecido un concepto tan extraño como el propio jardín criogénicamente congelado del artista, al igual que muchos creativos de hoy en día, Quinn ha adoptado la plataforma de las redes sociales con un entusiasmo casi compulsivo.

Quinn comparte las mejores tomas de su sección de noticias populares (@marcquinnart) y nos ofrece una perspectiva íntima de su proceso creativo.

Lavamanos en el baño

“Estaba en el baño de mi casa en una tarde soleada. El sol entró y golpeó el borde de un pedazo de espejo. El espejo se convirtió en un prisma y proyectó un arco iris a lo largo del lavamanos. Yo coloqué mi brazo dentro de él. Es hermoso ver la fuerza de los colores cuando golpean la textura de mi piel y parecían encontrar una metáfora de lo que pienso que un artista debe ser, alguien que crea obras a través de su experiencia del mundo real”.

Buster y Jet

“Mis dos asistentes más fieles, Buster y Jet, cuando me ayudaron a pintar en el patio del estudio. Antes de que se acaben las pinturas, cualquier textura las enriquece. Allí, en alguna parte de estos cuadros hay unas cuantas huellas de perro. Todo lo que hago es lanzar una pelota a través del cuadro y ellos corren a través de él. Me gusta trabajar con mis amigos y mi familia alrededor y eso incluye a estos dos, los miembros más jóvenes de la familia”.

La mano de un bebé

“Siempre estoy interesado en la escala como un medio, en otras palabras, al hacer algo más grande alteras su contenido, el significado, así como su forma. Muchas de las nuevas obras en mi exposición: ‘The Toxic Sublime’ se originaron como fragmentos de concha en la mano, pero cuando se levantan por los aires hasta una altura de 7,5 metros y se funden en acero inoxidable se convierten en algo más, como la experiencia de una ola en el océano o una formación rocosa o una criatura primordial de las profundidades. Todos hemos vivido a través de la transformación de la escala, como esta fotografía lo muestra. Quizás esa es la razón por la que se trata de una transformación tan eficaz”.

View this post on Instagram

#hands #marcquinn #today

A post shared by marcquinnart (@marcquinnart) on

Aves

“Por cada idea que se crea, hay muchas otras que no llegan a ser creadas. Aquí estoy experimentando al intentar tomar una foto de aves en vuelo en un campo en Gran Bretaña, con un enorme y potente flash y un teleobjetivo. No estoy muy seguro de lo que va a pasar con estas imágenes, tal vez se queden en una gaveta durante 20 años, o quizá la próxima semana pensaré en una manera de usarlas en una escultura o en un cuadro. Es la forma de ser un artista, el crear una biblioteca de imágenes a las que puedo posteriormente acudir como referencia».

Claude Monet

“Una fotografía en la que me veo pintando algunas de mis nuevas obras de la serie ‘The Toxic Sublime’ en mi patio trasero. Tomé una fotografía de la salida del sol sobre el océano, la imprimí sobre un lienzo y luego utilizando pintura en aerosol pinté capas de color sobre el lienzo, aplicando la pintura con atomizador a través de cosas que encontré en playas de todo el mundo. Después llevé los lienzos a las calles de Londres y desgasté las texturas en tapas de alcantarillas con agua en la superficie de la obra, creando una especie de palimpsesto, donde el espectador parece mirar la naturaleza a través de la pantalla de la ciudad. Atascadas en el metal, estas fotos después son envejecidas, golpeadas, destrozadas y arrugadas hasta que se asemejan a los escombros de nuestra cultura industrial. Me encanta pintar sobre ellas en el exterior, sintiéndome como Claude Monet con su caballete, pintando un tren de vapor que cruza un puente de la vía férrea, lo ‘Tóxico Sublime’ de su época».

Exhibición «The Toxic Sublime»

«The Toxic Sublime» es una nueva exposición en el White Cube Bermondsey de Londres, que incluye dos nuevos cuerpos de trabajo y es la culminación de dos años de investigación sobre los fenómenos naturales y nuestra relación distanciada y compleja con el medio ambiente. Mira en la parte superior la galería de fotos.