(Crédito: Getty Images)

(CNN Español) - Este 18 de agosto, durante el programa En Contacto con Maduro, el presidente venezolano Nicolás Maduro presentó un video en el que José Pérez Venta —un hombre supuestamente vinculado con un asesinato— dice que varios miembros de la oposición venezolana promovieron planes para desestabilizar al gobierno y recibieron financiamiento para los levantamientos de parte de los congresistas estadounidenses Ileana Ros-Lethtinen y Marco Rubio, también precandidato presidencial.

El video, según el presidente, corresponde al interrogatorio de Pérez Venta, detenido por el asesinato de Liana Hergueta, una mujer de 53 años de edad que fue violada y descuartizada. Su cuerpo fue encontrado el pasado 7 de agosto en Caracas. Según la fiscalía, el hombre reconoció el crimen. Las autoridades no han facilitado datos sobre quién lo representa legalmente.

En las imágenes que mostró Maduro el hombre dice ser miembro de Voluntad Popular (VP) y de Alianza Bravo Pueblo y habla de las protestas de 2014. Voluntad Popular no lo reconoce como miembro de sus filas, y afirman que siempre tuvieron sospechas de que podría ser un infiltrado.

Pérez Venta dice en el video que María Corina Machado, Antonio Ledezma y Leopoldo López presuntamente lideraron estos supuestos planes para desestabilizar el gobierno y recibieron financiación de varios empresarios y artistas venezolanos. El acusado también dice que los congresistas Ileana Ros-Lethtinen y Marco Rubio le hicieron llegar dinero a la oposición para las protestas.

Estos opositores han negado en varias ocasiones haber participado en planes de este tipo, así como el gobierno de Estados Unidos ha negado que exista un plan para desestabilizar el gobierno del presidente Maduro.

No es la primera vez que se hacen este tipo de acusaciones. En febrero de 2014, el canciller Elías Jaua responsabilizó al gobierno de Estados Unidos de promover las protestas en contra del gobierno de Maduro. Jaua citó lo que dijo eran comunicaciones diplomáticas de Estados Unidos desde y hacia Venezuela en las que funcionarios de inteligencia estadounidenses estaban “organizando y promoviendo la financiación de distintos grupos” de oposición al régimen que gobierna el país desde 1999. De igual forma, Maduro se ha referido al "plan desestabilizador de EE.UU." afirmando que tiene pruebas y documentos del Pentágono.

La congresista Ileana Ros-Lethtinen, representante por Florida, emitió un comunicado en el que afirmó que los ataques de Maduro en su contra "son intentos de crear distracciones de sus políticas desastrosas".

“Esta alegación falsa de Maduro es otro intento a preparar una distracción de sus lamentables políticas que han causado escasez de comida, alto desempleo, un proceso electoral fraudulento y una crisis económica", afirmó Ros-Lethtinen.

"El pueblo de Venezuela sabe que la responsabilidad por estas dificultades no es por ningún elemento externo, sino que la responsabilidad recae directamente sobre los hombros de Maduro y su régimen corrupto. Es vergonzoso que el presidente Obama se desentienda de los abusos a los derechos humanos en Venezuela y no haya agregado más nombres a la lista de violadores a quienes les será negada la entrada a los Estados Unidos y sus bienes serán congelados", añadió.

El senador Marco Rubio, actual candidato a la nominación presidencial por el Partido Republicano, también se pronunció sobre estas acusaciones.

"Nicolás Maduro ha dicho que el fallecido Hugo Chávez una vez lo visitó reencarnado como un pájaro, y parece que ahora está teniendo un episodio similar. Nicolás Maduro es un payaso corrupto y el pueblo venezolano merece más que la represión, mala administración y abusos a los derechos humanos que están recibiendo de sus actuales líderes corruptos", le dijo Rubio a CNN.

Según las autoridades, Pérez Venta dijo que recibió entrenamiento de grupos paramilitares colombianos y señaló al expresidente y actual senador de Colombia, Álvaro Uribe.

En su programa Maduro dijo que tiene pruebas de que la derecha venezolana estaba vinculada con el paramilitarismo liderado por el expresidente, y que esos grupos habrían tenido planes de asesinar a líderes de la oposición como Lepoldo López. Uribe se pronunció en su cuenta de Twitter: