Funcionarios del más alto nivel de Corea del Norte y Corea del Sur se sentaron a dialogar después de que sus países protagonizaron varios días de tensiones. (Crédito: Ministerio para la Unificación de Corea del Sur vía Getty Images).

Paju, Corea del Sur (CNN) – Tras días de escalada en las tensiones y la acalorada retórica en la península coreana, las dos partes se reunieron este sábado en la histórica "Aldea de la Tregua", dentro de la Zona Desmilitarizada (DMZ), dijeron las autoridades de Corea del Sur.

Las conversaciones de alto nivel incluyeron a Hwang Byeong Seo, enviado del gobernante norcoreano de Kim Jong Un,  y a Kim Yang Gon, un veterano en las negociaciones del lado de Corea del Sur desde que el padre de Kim, Kim Jong-il, gobernara el régimen.

El ministro para la Unificación de Corea del Sur Hong Yong-pyo y el jefe de Seguridad Nacional, Kim Kwan-jin, también asistieron a la reunión.

Un informe de la presidencial de Corea del Sur dijo que Corea del Norte había pedido específicamente que los dos funcionarios asisten.

La reunión se produjo tras 48 horas de amenazas y contra amenazas, que llegaron incluso a un breve intercambio de fuego de artillería, el jueves.

Las hostilidades se intensificaron este mes después de que Corea del Sur reanudó las transmisiones de propaganda contra el Pyongyang, que fue culpado por la explosión de una mina en la zona desmilitarizada que hirió a dos soldados surcoreanos. Corea del Norte también reanudó sus emisiones propagandísticas contra el Seul.

Pero este sábado, había una señal más de que las tensiones se estarían aliviando: en un movimiento raro, la televisión oficial de Corea del Norte se refirió al Sur como la "República de Corea" sus informes sobre la conversaciones diplomáticas, en lugar del término habitual de "estado títere".

 

La cadena de televisión YTN, de Corea del Sur, retransmitió la porción del video de la televisión de Corea del Norte usando el nombre propio de Corea del Sur.

La zona turística de Imjingak, en la ciudad de Paju, a sólo 7 kilómetros de la zona de distensión y que suele estar abierta a los turistas, fue cerrada el sábado, y una línea telefónica de información no obtuvo respuesta cuando CNN llamó.

Un empleado que conducía alrededor para asegurarse de que el complejo estaba vacío de turistas dijo que las autoridades estaban evacuando a la gente de esta zona porque había un peligro de bombardeo.