CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Terrorismo

Los hombres que evitaron una masacre a bordo del tren francés

Por Faith Karimi

(CNN) — Los tres amigos de Estados Unidos viajaron a Europa como turistas. Ahora el mundo los conoce como héroes.

Anthony Sadler, Spencer Stone y Alek Skarlatos estaban a bordo de un tren de alta velocidad que se dirigía desde Ámsterdam hacia a París el viernes, cuando un hombre armado abrió fuego.

Junto con otras dos personas —un ciudadano francés y un británico— lo embistieron, enfrentaron y sometieron, dijeron las autoridades.

Fueron elogiados por líderes mundiales y por ciudadanos por igual, cuando se dieron a conocer más detalles sobre la caótica y sangrienta escena a bordo del tren.

Éstos son los cinco héroes que podrían haber evitado una masacre:

Alek Skarlatos

publicidad

Skarlatos, de 22 años de edad, un soldado de la Guardia Nacional con sede en Oregón, se encontraba en unas vacaciones de un mes luego de haber regresado de su despliegue en Afganistán.

Sin embargo, en lugar de disfrutar los escénicos campos europeos, él estaba enfrentando a un atacante a bordo de un tren.

Skarlatos escuchó disparos y cristales rotos, y sintió que algo andaba mal. Cuando el sospechoso apareció con una pistola en su vagón, él movilizó a los demás.

Él fue quien gritó «agárrenlo», luego de escuchar un disparo y de darse cuenta que el arma del pistolero parecía estar atascada.

«El tipo tenía una gran cantidad de municiones», dijo Skarlatos al referirse al atacante. «Sus intenciones eran muy claras».

Una vez que lo embistieron, él tomó el rifle del pistolero y lo golpeó varias veces en la cabeza con la boca del arma.

«Me siento tan orgulloso de mi hijo. Quiero decir, estoy sorprendido», le dijo su padre, Emanuel Skarlatos, a KVAL, afiliada de CNN, en Roseburg, Oregón». «Él me inspira».

Anthony Sadler

Sadler, estudiante de último año de la Universidad Estatal de California en Sacramento, se encontraba en su primer viaje a Europa cuando ocurrió el momento de terror.

Cuando sus amigos saltaron sobre el pistolero y lo sometieron, él y otro pasajero los ayudaron a dominarlo y se aseguraron de que permaneciera abajo.

«Los tres le dimos una paliza al tipo», dijo Sadler. «En el proceso, Spencer recibió varias acuchilladas de navaja y Alek le quitó la AK».

Sadler ayudó a atar al sospechoso, luego se dirigió a otros vagones del tren para tranquilizar a los pasajeros, dijo Jean-Hugues Anglade, un actor francés que viajaba con su familia.

Él «llegó corriendo a nuestro vagón, gritando que el pistolero había sido dominado por soldados estadounidenses de permiso, que todo estaba bien», le dijo Anglade a la revista francesa Paris Match. «Él nos tranquilizó, buscó mantas de supervivencia y un botiquín de primeros auxilios para dos personas gravemente heridas».

Será difícil superar la experiencia de su primer viaje a Europa y de su último año en la universidad.

«Solo soy un estudiante universitario, es mi último año en la universidad. Vine a visitar a mis amigos en mi primer viaje a Europa y detuvimos a un terrorista, es una locura», le dijo Sadler a CNN.

Él instó a que la gente fuera proactiva en este tipo de situaciones.

«El pistolero habría tenido éxito si mis amigos no se hubieran levantado», dijo.

Chris Norman

El británico Chris Norman se apresuró a ayudar a los estadounidenses a dominar al presunto pistolero.

«Todos nosotros estábamos en el mismo vagón, estos dos chicos más Spencer —el tipo que fue herido— estaban sentados en los mismos asientos, en la misma fila en la parte trasera del tren», dijo Norman.

Norman, quien dijo que estaba sentado en la parte delantera del vagón, vio pasar a un empleado del tren.

«Miré hacia arriba y vi a un hombre que llevaba una AK-47 o, en todo caso, al menos asumí que era una especie de ametralladora», dijo. «Me agaché en mi asiento».

Cuando Skarlatos y sus amigos enfrentaron al pistolero, Norman dijo que un razonamiento rápido lo llevó a saltar de su asiento y ayudar a someter al pistolero.

«En ese momento pensé: ‘Está bien, de todos modos posiblemente voy a morir, así que iré’. Prefería morir actuando para tratar de someterlo, que simplemente sentarme en la esquina a esperar que me dispararan. Te sientas y mueres o te levantas y mueres. En realidad, no fue nada más que eso».

Él dijo que sus instintos entraron en acción.

«Hemos visto lo suficiente de este tipo de ataques, por lo que entendemos que media vez inician matan a todo el mundo y mi punto de vista era, dos chicos ya empezaron a enfrentarlo», dijo Norman. «Tal vez ellos necesitan un poco de ayuda. …Me dije a mí mismo, tal vez tengo una oportunidad si me levanto y ayudo también».

Estadounidenses y ciudadano francés enfrentan y dominan en tren a un sospechoso hombre armado islamista

Spencer Stone

Cuando el grupo decidió someter al hombre armado, Stone corrió primero, siendo acuchillado varias veces con una navaja durante el proceso.

«Si le hubieran disparado a alguien, sin duda hubiera sido a Spencer; fuimos muy afortunados de que nadie fuera asesinado, especialmente Spencer», dijo Skarlatos.

Él lo derribó y le quitó sus armas, incluyendo una navaja, dijo.

«Parece una locura. Nunca imaginé que estaría aquí», dijo Stone.

Stone sufrió heridas en la cabeza y el cuello, y casi le cortan su pulgar.

A pesar de sus heridas, él le ayudó a un hombre que tenía la garganta cortada y le aplicó presión en el cuello para evitar que se desangrara, de acuerdo con sus amigos.

Stone, quien sirve en la Fuerza Aérea de Estados Unidos, fue hospitalizado durante un día. Fue dado de alta el sábado.

Mark Moogalian

Además de los cuatro hombres, también se le da crédito a un ciudadano franco-estadounidense por ayudar a evitar una masacre.

Mark Moogalian intentó valientemente dominarlo antes de que el sospechoso disparara varias veces. Luego los dos pasajeros estadounidenses intervinieron y lograron dominar al pistolero, lo inmovilizaron en el suelo y pusieron a un lado sus armas.

Elogios por parte de los líderes mundiales

El presidente estadounidense, Barack Obama, describió a los tres estadounidenses como héroes, y los elogió y felicitó en una llamada telefónica después del incidente.

«El presidente expresó su profunda gratitud por el coraje y por la rapidez de pensamiento de varios pasajeros, incluidos los miembros del servicio de Estados Unidos, quienes desinteresadamente sometieron al atacante», dijo la Casa Blanca en un comunicado.

«Queda claro que sus acciones heroicas podrían haber evitado una tragedia mucho peor».

Su homólogo francés, François Hollande, habló con ellos por teléfono y elogió su valentía. Los presentará el lunes con medallas de la Legión de Honor, el máximo reconocimiento de Francia.

«A menudo utilizamos la palabra héroe, y en este caso nunca había sido más apropiada», dijo el embajador estadounidense en Francia, Jane Hartley, el domingo.

El pistolero sospechoso, Ayoub El Khazzani, es un ciudadano marroquí, dijo un alto funcionario europeo.

Él está en custodia y ha sido sometido a interrogatorios.

Su abogada le dijo a BFMTV, afiliada de CNN, que su cliente niega haber intentado un ataque terrorista. En cambio, él se subió al tren con la intención de robarles a los pasajeros, dijo Sophie David.