CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Colombia

5 claves para entender la tensión actual en la frontera colombo-venezolana

Por Melissa Velásquez Loaiza

(CNN Español) — La crisis humanitaria en la frontera colombo-venezolana que se desató desde hace una semana ha generado roce en las relaciones entre ambos países.

Desde el fin de semana pasado, el éxodo de más de mil ciudadanos colombianos provenientes de Venezuela volteó la atención de muchos hacia el paso fronterizo entre los dos países, debido a la gravedad de la situación generada, en principio, por una acusación del gobierno de Venezuela sobre el aumento de paramilitarismo y contrabando por parte de colombianos.

1. Cierre de frontera

El pasado miércoles 20 de agosto el presidente Nicolás Maduro anunció el cierre de la frontera con Colombia en el sector del Táchira y decretó el estado de excepción en seis municipios de Táchira luego de que, según lo informó el gobierno bolivariano, paramilitares colombianos hirieran de bala a tres miembros de la fuerza armada venezolana y a un civil.

En principio Maduro ordenó el cierre de la frontera por 72 horas, pero condicionó la reapertura fronteriza “hasta que se restablezca la paz”. Ha pasado una semana desde entonces y las consecuencias humanitarias no se han hecho esperar.

El presidente Nicolás Maduro ha asegurado que el traslado de colombianos a Venezuela es un problema migratorio, ya que, según él, 120.000 colombianos llegaron a su país en los primeros siete meses del año. Además, señaló que medidas como el cierre fronterizo responden no solo la violencia en la zona, sino al problema del contrabando. En agosto de 2014 el gobierno venezolano también decretado el cierre nocturno de algunos tramos de la frontera para hacer frente al contrabando.

2. El drama de los deportados

Las autoridades colombianas indicaron que el éxodo de connacionales hacia el país incrementó considerablemente tras el cierre de la frontera. Las cifras de la Oficina de Coordinación Humanitaria de Naciones Unidas en Colombia (OCHA) hablan de 1.088 colombianos deportados o repatriados que cruzaron la frontera a través del Puente Simón Bolívar, incluyendo 244 niños.

Por su parte, Migración Colombia ha registrado la llegada de 1.097 ciudadanos colombianos, entre deportados y repatriados, procedentes de Venezuela.

Los afectados esperan que se les de una solución a sus problemas, que entre otros incluyen no tener un lugar dónde vivir, la separación de sus familias y la pérdida de sus pertenencias personales y bienes en Venezuela.

Este miércoles desde la frontera, el presidente Juan Manuel Santos les prometió a los desplazados que llegaron a Cúcuta vivienda digna, educación y facilidades para conseguir empleo.

De acuerdo a informes de la cancillería colombiana, en los últimos tres años se han incrementado dramáticamente los casos de deportación de colombianos desde Venezuela. Desde que el presidente Nicolás Maduro asumió el poder en 20 de abril de 2013, los casos pasaron de 131 por año en 2012, a 2.614 deportaciones, en 2013. En 2014 se presentaron 1.772 casos y en sólo seis meses en 2015 van más de 2.500 deportaciones de colombianos desde el vecino país.

3. Denuncias de agresión

Los deportados esperan en albergues provisionales una hoja de ruta para saber si pueden volver por sus enseres a Venezuela, mientras que muchos de ellos piden al gobierno de Colombia un lugar dónde vivir.

Varios han denunciado presuntos malos tratos por parte de la Guardia Nacional Boliariana, según lo reportaron ante la Defensoría del Pueblo en Colombia. CNN conoció que las denuncias presentadas ante la Defensoría tienen que ver sobre todo con agresiones físicas y verbales por parte de la GNB, la destrucción de las viviendas en el lado fronterizo de Venezuela y la desintegración familiar por causa de las deportaciones.

El gobierno venezolano ha rechazado las acusaciones, asegurando que no es cierto que se estén dividiendo familias, y las calificó como “manipulación” de los medios de comunicación.

“Aquí no hay ninguna pareja que le hemos quitado sus hijos, nosotros protegemos el núcleo familiar”, dijo el gobernador del estado Táchira, José Gregorio Vielma Mora al inicio de esta semana.

La Defensoría del Pueblo de Venezuela asegura que su oficina regional en el Estado Táchira monitorea la situación de los derechos humanos en la frontera y hasta el momento no ha recibido denuncia sobre violación de los derechos humanos por parte de ciudadanos venezolanos.

4. Cancilleres buscan “mecanismos de diálogo”

Este miércoles las cancilleres de ambos países se dieron cita en Cartagena de Indias, al norte de Colombia, para analizar la situación en la frontera y buscar soluciones. La canciller colombiana María Ángela Holguín dijo que el cierre de la frontera “no es el camino” para resolver flagelos como el contrabando y la violencia, mientras que Delcy Rodríguez, su par venezolana, acusó de “manipulación mediática” las supuestas agresiones a colombianos durante el éxodo masivo que se presenta en la frontera desde la semana pasada.

En la reunión de Cartagena también se anunció una reunión de defensores del pueblo con los ministros de defensa de ambos países y se espera una propuesta de Venezuela para trabajar contra el tráfico de combustible venezolano, según lo anunció la ministra de Relaciones Exteriores colombiana.

Holguín aseguró que se está trabajando para “tener una frontera en paz y digna de nuestros países”. Ambas cancilleres dijeron que restablecerán “mecanismos de diálogo” para alcanzar un acuerdo y reabrir la frontera colombo-venezolana, sin decir cuándo se reabrirá.

5. Clima de tensión

El presidente Nicolás Maduro responsabilizó el 19 de agosto a las bandas “paramilitares de derecha” venidas desde Colombia de desestabilizar Venezuela. También el mandatario venezolano aseguró que el expresidente Álvaro Uribe está en la cabeza de bandas criminales que hacen presencia en Venezuela.

“Hay grupos ilegales en Cúcuta que son manejados ‘por ya saben quién’… Estamos seguros que la justicia internacional hará pagar sus crímenes a Uribe”, expresó Maduro en días pasados.

Uribe, quien ha negado esas acusaciones, viajó a la frontera y organizó un plantón frente al consulado de Venezuela en Norte de Santander. Allí aseguró que “hay un problema de genocidio que tiene en riesgo a colombianos”.

El presidente Juan Manuel Santos le exigió el martes al gobierno de Venezuela que “respete a todos los ciudadanos colombianos” afectados por la tensión en la frontera.

El mandatario aseguró que tratará la problemática con diplomacia y condenó a quienes hacen declaraciones “incendiarias”.

Por su parte, el gobierno venezolano insistió en que el contrabando y el paramilitarismo colombianos son la problemática que más afecta la frontera.

En entrevista con CNN en Español, el expresidente colombiano César Gaviria dijo este miércoles que “nunca un presidente venezolano había ofendido tanto a Colombia como lo ha hecho Maduro”. A su vez, Gaviria criticó la posición del secretario general de Unasur, Ernesto Samper: “Samper no se tomó la molestia de saber más para decir que el problema de la frontera es solo paramilitarismo”.